Círculo Atlante
Círculo Atlante

Fotografiar la energía emocional

(Articulo de la revista nº 40 Mente Sana, editada por Jorge Bucay)

Gracias a los avances de la física ya podemos tomar fotografías precisas del campo de energía que rodea al cuerpo humano, un “aura” que refleja nuestra salud emocional en todo momento.

No hace mucho, visite uno de esos centros médicos por los que pasan cada año miles de pacientes. Un medico estudio cuidadosamente los resultados de todos los análisis a que me sometieron, me interrogó acerca de mis problemas de salud y me prescribió un régimen alimenticio.

Perdone – le dije -. ¿Cómo podrá saber usted si ese régimen ha sido efectivo?

-Bueno, más que nada, por la forma que usted se encuentre dentro de una semana –me respondió.

-Pero si ahora no me encuentro mal –repliqué-. Tengo algunos problemas de salud, pero la causa interna que los origina no puede determinarse por mis síntomas.

-Ciertamente, pero no disponemos de ningún instrumento que nos muestre el estado general de su organismo, incluyendo todos sus órganos y sistemas.

“Si que existe dicho instrumento”, me dije para mis adentros, “lo que ocurre es que usted todavía no lo conoce. Ese instrumento se denomina Cámara EPC`. Si lo tuviera en su consulta, no tendría que hacer suposiciones acerca de la efectividad de la terapia que administra a sus pacientes.”

¿Existe una manera de evaluar la salud de una persona a través de su campo de energía?

Aunque la existencia de campos de energía humana viene siendo reconocida ampliamente en diversos consultorios médicos orientales, fue rechazada desde un principio por los científicos de Occidente.

Esta situación empezó a cambiar un poco hacia final del siglo XIX, en el momento en que se realizaron  fotografías de las descargas eléctricas de objetos inanimados y de seres vivos. Se acuñó el termino electrografía para describir esas imágenes.

En 1939, Semyon Kirlian, un electricista ruso, redescubrió este fenómeno, y el y su mujer, Valentina, comenzaron a explorar el significado de esas “auras” coloreadas. Mas tarde, las fotografías de Kirlian se convirtieron en un asunto de amplio interés para investigadores europeos y estadounidenses, y la bibliografía actual de este tema se componer de varios cientos de publicaciones.

Sin embargo, la aceptación científica de las fotografías de Kirlian es más bien limitada, debido a que el equipo usado en aquellos años era marcadamente diferente al actual y había un buen número de parámetros que necesitaban ser controlados.

Rusia ha sido el país más activo en desarrollar nuevas aplicaciones científicas de la bioelectrografía. Tengo el honor de haber contribuido a ello desde mi puesto de físico investigador en la Universidad de Tecnologías de la Información de San Petersburgo. Entre mis 15 patentes en el campo de la biofísica se encuentra el dispositivo para el estudio electrofotónico, que fue certificado como instrumento médico por el Ministerio de Salud ruso en enero de 2000.

En la historia de la ciencia, el desarrollo de un nuevo instrumento ha tenido siempre como resultado una nueva interpretación de la realidad. La ciencia moderna sería ineficaz sin instrumentos tales como el microscopio, el telescopio, los rayos x, la tomografía, los ultrasonidos.

En los años noventa, se desarrolló un nuevo instrumento: la técnica de visualización de descarga de gas (Gas Discharge Visualization, GDV) asistida por ordenador, basada en el efecto Kirlian. Al mismo tiempo que la GDV, se ha puesto en circulación un término relacionado con la captura electrofotónica: el EPC (Electrophotonic Capture).

¿La fotografía electrofotónica del aura será tan revolucionaria como los rayos x lo fueron en su día?

La técnica EPC que hemos inventado en nuestro laboratorio se basa en el efecto Kirlian, pero emplea nuevas herramientas científicas, como la óptica de fibra de vidrio y el procesamiento de imágenes mediante programas informáticos. Así, se fotografían las diez huellas dactilares y se visualizan las diez imágenes resultantes que se denominan Epigramas. El procesador analiza cada Epigrama y, a continuación, lo muestra en color junto a un análisis sectorial de la huella dactilar.

Mediante una serie de complejos cálculos matemáticos se obtiene un conjunto de datos numéricos que caracterizan las irregularidades así como la dimensión, forma e intensidad de las huellas dactilares fotografiadas. Estos cálculos se usan para analizar las áreas o sectores de las huellas que son considerados como reflejos de los diferentes órganos y sistemas del cuerpo.

 

¿Comparando un campo de energía enfermo con uno sano se sabe qué falla en el organismo?

Cuando se cotejan e interpolan los datos de los diez Epigramas, se crea una imagen de toda el aura, es decir, un campo de energía de todo el cuerpo. En una persona poco saludable se advertirán enseguida unas emisiones reducidas y unas zonas vacías.

El siguiente paso en el análisis conlleva un examen de los dos diagramas EOC que resultan de sumar la información dactilar de cada una de las dos manos. Los estados de energía de los diferentes órganos se valoran comparándolos con los niveles energéticos de una persona relativamente sana. Un exceso de energía se muestra en la zona rosa exterior, mientras que una energía baja aparece en el anillo interior amarillo. Un nivel equilibrado o normal de energía se representa en un anillo medio de color verde.

El concepto biofísico de los principios de medición EPC se basa en las ideas de la biofísica cuantica. La técnica EPC mide el nivel de energía funcional almacenada por los sistemas concretos de un organismo. El nivel de energía funcional se correlaciona con el estado de salud, pero es solo uno de entre los múltiples componentes que definen la salud. Es relevante junto con la predisposición genética, los estados psicoemocionales, la carga ambiental (alimentos, agua, aire…) y otros factores. Podríamos relacionar este método con la noción oriental de transferencia de energía a lo largo de meridianos.

La técnica EPC ha demostrado ser efectiva en el diagnostico rápido del estado psicoemocional y de salud de pacientes tanto de la medicina convencional como de la complementaria. Dicha utilidad, junto con la habilidad de esta técnica para identificar indicios de enfermedades en estado de desarrollo y para monitorizar la influencia de las drogas, las medicinas, los ejercicios y la meditación, es de gran importancia para ir avanzando en el camino de la curación.

 

¿La técnica EPC también tiene aplicaciones en el deporte, la física de materiales y la salud emocional?

Con este método, cada adulto muestra un “patrón de energía particularizado”. Asimismo se han obtenido con él resultados prometedores en el diagnostico del cáncer.

En el campo del deporte, el sistema EPC también tiene utilidades. Por ejemplo, en la estimación de los niveles de actividad competitiva de los deportistas. El instrumento EPC se ha probado en miles de atletas rusos, y su efectividad esta ampliamente aceptada  por médicos deportivos y entrenadores. Siguiendo instrucciones de la Agencia Estatal para la Cultura Física, se están instalando sistemas EPC en los centros de entrenamiento olímpico de Rusia.

Otro ámbito de aplicación es la investigación de fluidos y materiales. Con el EPC podemos diferenciar entre el carácter sintético y natural de alimentos, aceites y productos industriales, se pueden determinar, por ejemplo, las propiedades energéticas del agua y de los remedios homeopáticos, la calidad de los cosméticos, la vitalidad del cabello humano, incluso la incidencia de las piedras preciosas en las personas y, también, la de las zonas geoactivas.

Un abanico tan amplio de posibilidades depende de la alta sensibilidad del método EPC a los parámetros de las emisiones cuánticas del objeto investigado, de los métodos usados para procesar la información basada en matemáticas no lineales y de los métodos de inteligencia artificial.

El uso de la técnica EPC en el diagnostico del estrés es especialmente prometedor. El estrés tiene un componente emocional -ansiedad- pero también un componente somático derivado de una exposición prolongada al estrés –salud mermada-. Mediante el empleo de filtros de sensibilidad y la utilización de programas informáticos especiales, se puede realizar una valoración cuantitativa de los índices de ansiedad en una escala de diez puntos.

Un aspecto interesante de las aplicaciones del EPC es la investigación de los procesos de conciencia. Tras incontables años de experimentación, ha sido posible identificar correlatos bioelectrográficos de los estados alterados de conciencia.

 

¿La lectura del campo emocional sirve para hacer diagnósticos y evaluar la eficacia del tratamiento?

A través de la meditación, el entrenamiento mental, el éxtasis religioso o ciertas drogas se puede alterar el estado de conciencia. Hemos realizado mediciones en personas con poderes psíquicos en Rusia, Alemania, Estados Unidos, Eslovenia. También en los sacerdotes del Candomblé de Brasil, en los participantes en la ceremonia Ayurbasko en Perú y en los maestros Qi-gong de China.

 

¿En lo relativo a los campos de energía, la ciencia occidental entra en coincidencia con la oriental?

La ciencia aún esta dando los primeros pasos en la investigación de la conciencia. Ya se ha puesto en marcha un importante estudio para analizar los mecanismos de las neuronas del cerebro, en particular usando métodos modernos de cartografia asistida por ordenador. Sin embargo, todavía estamos en las primeras etapas del proceso de investigación de la conciencia, y lo mas importante en este momento es el conjunto de datos experimentales.

El método EPC tiende un puente entre la ciencia lógica occidental y la ciencia intuitiva oriental. Hace posible presentar el mismo fenómeno en lenguajes diferentes, en sistemas diferentes, y observar el mismo fenómeno desde diferentes puntos de vista.

En fin, la técnica EPC esta creciendo imparablemente, mejorando constantemente, creando nuevos programas y aplicaciones, obteniendo  el reconocimiento oficial. Al mismo tiempo, al igual que todo método, tiene unas partes más consistentes que otras y es por eso por lo que aún quedan muchas cuestiones que exigen más investigación.

Sin embargo, es evidente que la producción de esta técnica interpretativa tan fácilmente aplicable y sencilla de uso permite ampliar el marco en nuestro entendimiento y asegurar los conceptos de aplicación y los métodos del paradigma de la energía informacional en el trabajo práctico diario.

 

Konstantin Korotkov

Doctor en Física, subdirector del instituto de investigación científica de la Cultura Física de San Petersburgo y catedrático de Diseño de Sistemas Informáticos de la Universidad Federal de Tecnologías de la Información de San Petersburgo.

 

 

Círculo Atlante
Caballeros 11
46001 Valencia

 

Correo electrónico: info@circuloatlante.es


Teléfono: 963926081

 

También puede utilizar nuestro formulario de contacto.

Círculo Atlante en redes sociales :

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© circulo atlante - Protección Datos en: http://www.circuloatlante.es/politica-de-privacidad/