Círculo Atlante
Círculo Atlante

Ejemplo de una Carta Natal

Horóscopo Natal para "sin nombre"

 

01/07/1960 Valencia 12:00:00

 

Prólogo

 

La astrología es tan antigua como el tiempo medido; es un lenguaje de energía, y se podría definir como el sistema de psicología más antiguo que conocemos. C. G. Jung, uno de los fundadores de la psicología moderna, dijo: «La astrología incorpora la suma de todo el conocimiento psicológico de la antigüedad.» Aunque existen distintas escuelas astrológicas, todos los astrólogos están de acuerdo en que hay una conexión entre el cosmos y la Tierra, que existe una relación entre el momento del nacimiento de una persona y las posiciones del Sol, de la Luna y de los planetas en el firmamento.

 

Un análisis astrológico es comparable a un análisis psicológico, pero con la ventaja de emplear un método que se ha comprobado durante miles de años y que, en esencia, no ha cambiado desde sus inicios. No es un método especulativo, como la psicología moderna, que cambia con el tiempo según los cambios en la sociedad humana, sino un lenguaje cósmico que se refiere a la esencia de la naturaleza humana y que siempre permanece igual a pesar de las alteraciones que puedan experimentan las civilizaciones y culturas de nuestro planeta. La carta astral es un mapa del cielo tal y como lo vería un recién nacido desde su cuna, excepto que también incluye la mitad invisible del cosmos que quedaría por debajo del horizonte. Simbólicamente, el círculo central del mapa representa la Tierra, donde nos encontramos nosotros.

 

A nuestro alrededor, los doce signos del zodiaco forman una banda circular a lo largo de la eclíptica, ocupando cada uno un espacio fijo de 30 grados. Dentro de este espacio se mueven los planetas, pasando, a distintas velocidades, de un signo al siguiente en circuitos ininterrumpidos. La flecha hacia la izquierda representa el Ascendente que, simultáneamente, señala el signo que corresponde a la Casa 1. A partir de allí, el horóscopo se divide en doce segmentos, llamados casas, que corresponden a las diferentes esferas de la vida cotidiana. La carta astral se puede también entender como un mapa de la situación kármica del alma. La ley universal del karma dicta que cada acción tiene su reacción, y los planetas pueden considerarse como las manos de un complejo reloj cósmico que nos indica «la hora kármica».

 

Así pues, el horóscopo es una representación simbólica de la suma de nuestras actividades pasadas que forman la base de la existencia física y psíquica actual. Un análisis de la situación astral revela los puntos fuertes y débiles en la encarnación actual y nos puede ayudar a ver donde darán frutos fácilmente nuestros esfuerzos y en qué aspectos hay que cultivar tolerancia y paciencia para superar con éxito las dificultades, las tensiones y los obstáculos. No obstante, debemos siempre recordar que los planetas inclinan, no obligan. Es nuestra actitud, la que determina el resultado, porque:

Un barco va hacia el este, otro barco hacia el oeste, ambos empujados por los mismos vientos. Pero son las velas  –y no los vientos –los que determinan la dirección del viaje.

Por lo tanto,  nuestro carácter es nuestro destino, o sea que el conocimiento y la voluntad nos permiten gobernar los planetas gracias a ese carácter inherente. Un análisis astrológico puede tener diferentes aplicaciones.

 

En primer lugar, es un método para profundizar el conocimiento sobre nuestro propio cuerpo sutil, nuestra psique. A veces nos sorprende cómo nos comportamos o la manera en que reaccionamos, o nos cuesta aceptar un rasgo de nuestro carácter que no parece estar de acuerdo con la imagen que tenemos de nosotros mismos. Una consulta astro-psicológica puede iluminar esos fenómenos y aclarar aparentes contradicciones. Mediante el análisis de los tránsitos durante un periodo determinado, podemos apreciar las influencias planetarias que nos afectan positiva o negativamente y prepararnos para ello. Otra aplicación es averiguar el grado de compatibilidad con otra persona, especialmente cuando tenemos una relación íntima con ella, como puede ser el caso de un cónyuge o un hijo. A través de la astrología podemos apreciar cómo fluyen las energías entre nosotros: cuáles son las áreas donde existe un flujo armonioso y productivo, y en qué aspectos las energías interfieren, causando tensión y frustración.

 

Las aplicaciones del conocimiento astrológico son muy variadas y dependen de las necesidades de cada uno. Debido a que cada persona es una entidad muy compleja, no se puede esperar que una interpretación del mapa astral vaya a abarcar la totalidad del carácter, y eso menos si no se conocen las circunstancias particulares del individuo. Por lo tanto, se recomienda acudir a una consulta personal que permita al astrólogo enfocar el análisis con más precisión. Lo que sigue es el «gran cuadro», una interpretación en rasgos generales que facilita un conocimiento básico, un primer paso en el sendero del autodescubrimiento.


 

El Sol - el yo creativo

 

El Sol es el centro de nuestro sistema solar, y todos los planetas se mueven en órbitas elípticas alrededor de esta estrella fija que parece pasar cada día delante de la Tierra de Este a Oeste. A una distancia de aproximadamente 150 millones de kilómetros, el Sol parece a nuestros ojos como un pequeño disco brillante en el firmamento, pero en realidad es enorme, ya que tiene un diámetro de 1,39 millones de kilómetros y así es casi 700 veces más grande que todos los planetas juntos.

Naturalmente, el Sol fue el principal cuerpo celeste observado por el hombre y, por lo tanto, ocupa un lugar importantísimo en todas las mitologías. El dios griego Apolo era la personificación del Sol y fue adorado como la fuente de la fuerza vital, iluminación y curación.

En la astrología el emplazamiento del Sol revela la cualidad básica de nuestra conciencia. Es el factor central de nuestra personalidad, del mismo modo como el Sol es el centro de nuestra galaxia. Por esa razón, nos identificamos tanto con el signo solar. Si nuestro Sol está en Piscis, nos consideramos Piscis. Si está en Aries, pensamos que somos Aries. No cabe duda que el Sol es muy importante para el análisis astrológico, pero no debemos olvidar que es un solo factor entre muchos.

Un Sol bien emplazado y aspectado otorga a su nativo alegría, confianza y buena salud. Tiene una afinidad natural con el signo Leo, el cual comparte muchos atributos con el Sol.

 

Tu Sol en Cáncer

 

Cáncer es un signo de agua y se comunica con su entorno principalmente por medio de sus sentimientos. El elemento agua representa el mundo de las emociones insondables, desde pasiones compulsivas y temores irracionales hasta sentimientos de compasión y amor universales. Destaca por su intuición y sabe que tiene que protegerse de influencias ajenas para poder tener acceso a las dimensiones más profundas de su psique.

 

Como nativa de Cáncer eres sumamente sensible. Además, es un signo femenino que tiene como regente a la Luna, y, por tanto, representa también la madre y el lado femenino de la naturaleza humana. Cáncer vive en los sentimientos, y por ello tu estado emocional es el factor determinante de tu comportamiento. Tu mundo interior se encuentra bajo la influencia de las fases lunares, lo cual explica tal vez por qué la estabilidad emocional no es tu mayor fortaleza, una faceta de tu ser que puede resultar desconcertante para tu alrededor. Una situación doméstica satisfactoria es muy importante para ti, porque te proporciona un sentido de seguridad, y tú posees todas las cualidades requeridas para crear ese ambiente hogareño.

 

La sensibilidad es, por un lado, tu fortaleza, pero, por otro lado, también tu debilidad, y sufres especialmente cuando los demás se ríen de ti. La típica Cáncer esconde su parte blanda debajo de su caparazón, una cubierta protectora, porque teme mostrar su vulnerabilidad y ser herida. Debes aprender, si este es tu caso, a admitir tus debilidades y fallos y a abrirte a otras personas para realizar tu gran potencial oculto. Eres capaz de dar mucho afecto y mucha ternura, y sería una pena si no utilizas esas cualidades. Necesitas estar cerca de otros seres humanos, y deberías superar tu temor a no gustar o a ser explotada.

 

Posees una imaginación extraordinaria, pero también una vida interior ambigua, lo cual te puede impedir perseguir metas concretas y emplear plenamente tus talentos. Te cuesta superarte a ti misma y decir lo que no te gusta. A veces tardas en encontrar palabras abiertas y directas, pero debes intentar defender tus intereses con actos claros. Así aumentarán la confianza en ti misma y las posibilidades de lograr tus objetivos.

 

Tu Sol en la Décima Casa

 

La casa donde se halla el Sol indica aquella esfera de nuestra vida dónde nos resulta más fácil lucir nuestras cualidades particulares, separamos del colectivo y establecer nuestra identidad individual. El Sol tiene el poder de fomentar el crecimiento y la madurez, de llevar a la práctica opciones nuevas y de crear alternativas. El Medium Coeli o Medio cielo (MC) es el cenit, el punto más alto, del horóscopo y simboliza, entre otras cosas, nuestra posición social, la cual corresponde en la sociedad actual al éxito profesional. Además de la

reputación, la ambición de hacer carrera, la responsabilidad hacia la sociedad y las metas políticas.

 

Con el Sol en la Décima Casa, tu identidad está ligada a la carrera y los logros profesionales. Esta casa describe las cualidades que deseamos que los demás adviertan en nosotros, y aquí el Sol pugna por ser visto como alguien que emana poder, fuerza y autoridad. Tienes la profunda necesidad de ser admirada como alguien que sabe lo que quiere, pero corres el riesgo de que tus logros públicos o profesionales estén en conflicto con tu vida hogareña y privada. Otro peligro con este emplazamiento es que el sentimiento de tu propia identidad o dignidad pueda respaldarse en exceso en un título o en la posición en el mundo. En caso de que los pierdas, es posible que quedes totalmente despojada y aniquilada. Por consiguiente, es importante no sobrevalorar los logros externos, sino cultivar simultáneamente la vida interior.

 

Tu Sol en conjunción a tu Venus

 

La fusión de las energías solares y venusianas muestra que, en cuanto a la autoestima se refiere, estás bien servida, ya que no te falta. Sabes muy bien que los demás te aprecian sólo por tu buena presencia, prácticamente sin tener que hacer nada por ello, y, como consecuencia, existe una tendencia a la vanidad y al narcisismo en ti. No obstante, sientes ansiedad por ser reconocida y apreciada, y no te importa adaptar o cambiar tu apariencia, si eso sirve para lograr este reconocimiento.

 

En reuniones sociales te aseguras de hacer notar tu presencia y establecer contacto con la gente importante, especialmente si crees que su benevolencia te puede ser útil en el futuro. Tu sentido de la selección y tu innato buen gusto indican que sabes reconocer tanto las cosas más hermosas como las más desagradables. Eres experta en todo lo que posea calidad y belleza. Tu admiración por personas de autoridad y por tus superiores en general hace que seas bien acogida en cualquier esfera social. Tu carácter es afectuoso y jovial, delicadamente equilibrado, lo que hace de ti una persona refinada. También posees cierta inclinación artística (y condiciones para ello), especialmente en el área musical.

 

Te resulta fundamental entregar y recibir afecto, incluyendo tu bien desarrollada sociabilidad y tu necesidad de contacto y de intercambio. En presencia de personas que no conoces, muestras tacto y cortesía, mientras que frente a la persona que amas, te muestras radiante y logras aparecer tal como eres. De todas formas (y debido a tu gran capacidad para el compromiso), procura no adaptarte demasiado, sino que trata de ser tú misma y mostrarte tal y como eres.

 

Tu Sol en sextil a tu Marte

 

Dispones de tanta energía que podrías hacer el trabajo de dos personas. Sueles manifestar tu opinión con cierta intensidad cuando estás convencida de algo, pero al mismo tiempo estás abierta a las sugerencias de los demás comprendiendo que sus ideas son probablemente tan válidas como las tuyas. La comunicación es tu lado fuerte, y, aunque puedes ser un tanto intensa en tus expresiones, sabes relacionarte de una manera tan refinada que los demás no suelen sentirse amenazados. Rara vez eres defensiva, porque estás bien segura de lo que sabes. Buscas la compañía de personas suaves que puedan compensar tu agresividad, y aunque tus deseos físicos son bastante fuertes, prefieres conocer bien a una persona antes de iniciar una relación íntima.


 

Tu Sol en oposición a tu Saturno

 

Eres defensiva por naturaleza, porque temes el rechazo por parte de los demás. Debido a que tu grado de autoestima es relativamente bajo, puede que intentes compensar esa deficiencia con un comportamiento agresivo. Por consiguiente, con frecuencia te encuentras enfrentada con la autoridad y la ley. La causa de tu actitud puede estar en una relación difícil con tu padre, el cual tal vez no te pudo dar un patrón válido del principio masculino.

 

Los problemas y conflictos en los que te metas pueden hacer difícil que mantengas una buena imagen de ti misma. Tienes la tendencia a sentirte inferior y, a veces, malentendida, abandonada y sola. La falta de confianza en ti misma también se hace notar en tus relaciones personales. Tal vez pienses que no eres aceptada porque no te gusta imponerte; prefieres permanecer apartada. Necesitas una persona muy cariñosa y de gran calidad humana que te acepte tal como eres, que esté a tu lado, te quiera y trabaje contigo para ayudarte a encontrar tu propio camino.

 

Tu Sol en trígono a tu Neptuno

 

Estás dotada de múltiples talentos en diversos ámbitos artísticos y creativos (música, pintura, literatura, danza, teatro...); sin embargo, es probable que te resulte difícil concentrarte y disciplinarte en la medida suficiente para convertirte en maestra de algo en lugar de tener muchos oficios pero no dominar ninguno. Las ideas te brotan fácil y naturalmente, y las adoptas con entusiasmo, pero sólo para dejarlas rápidamente de lado cuando otras nuevas vienen a reemplazarlas. Parece ser que falten en tu vida el compromiso y la perseverancia, y que tu energía se fragmente al orientarse en demasiadas direcciones a la vez. Gracias a tu intuición penetras con facilidad en los seres que te rodean y «sientes» sus motivaciones, lo cual puede ser causa de que la atmósfera de tu entorno influya mucho en tu estado de ánimo y en tu bienestar.

 

El reto consiste en clarificar la dirección en que has de seguir. Una vez que lo veas claro, deberías ser capaz de encauzar tus energías y talentos hacia el logro de tus objetivos. Puede que tengas la necesidad de ser más práctica, para no desperdiciar tus talentos y acabar siendo una «soñadora visionaria negativa», corriendo tras tu propia imaginación, sin que llegues jamás a contenerla dentro de una forma concreta. En tus relaciones personales valoras la libertad emocional y la confianza como componentes naturales del ideal del amor romántico. Tiendes a ser emocionalmente fiel y a dar prioridad a las virtudes de un entorno familiar cercano y afectuoso. Tu empatía se suma a los sentimientos de proximidad con tu familia y tus amigos, con quienes te sientes muy identificada.

 

Tu Sol en sextil a tu Plutón

 

Destacas por tu coraje y tus esfuerzos determinados por efectuar cambios en tu entorno. Te preocupa la vida de los demás, y te sientes «llamada» para resolver los problemas sociales de la gente menos privilegiada. De hecho, te encantan las situaciones desafiantes donde puedas demostrar tus cualidades creativas y de liderazgo. Gracias a tu sexto sentido captas lo esencial de una situación en un instante, y si se presenta una crisis no tardas en tener la solución a mano.

 

Parece que tu baúl de recursos no tiene fondo, ya que siempre sacas algo nuevo y sorprendentemente útil siempre que sea necesario. De modo similar, sabes manejar muy bien tu economía, y sabes arreglártelas con relativamente poco, cubriendo las necesidades esenciales con cualquier presupuesto. Eres experta en separar lo esencial de lo superfluo, y eres una buena consejera en lo que se refiere a cuestiones financieras, lo cual podría ser una buena opción al nivel profesional.

 

Tu Sol en trígono a tu Quirón

 

Con Quirón en aspecto con el Sol, puedes estar dotada de un fuerte carisma que te dará brillo propio: entonces serás el centro de la atención de los demás, muchos te admirarán y te amarán, pero, sin saber por qué, no podrás reconocerlo ni disfrutarlo. Quizás tus padres hayan sido un tanto infantiles y esperado de ti la confirmación de su propio valor, infligiéndote así la herida del aislamiento, y erradicando tu propia condición de ser único, aprendiendo desde muy temprano a sobrevivir complaciendo a los demás, reflejando sus aspiraciones y siendo únicamente lo que a los demás les place.

 

Podrás adoptar entonces muchas máscaras protectoras, pero sintiéndote ajena a ti misma. Lo que se verá es tu falso «yo», mientras que el auténtico quizás esté escondido en algún rincón, sollozando. Puede ser que tengas necesidad de hacerte ver, y que sólo te sientas real cuando montes algún espectáculo; quizá seas sensible a la crítica o a los enfrentamientos; mirando a todas partes en busca de otro espejo, sin hallar más que tu propio reflejo. Tienes capacidad para luchar por aquello que quieres en la vida hasta alcanzarlo. Es una buena posición para trabajar con niños, facilitando su creatividad, o ayudar a otros a cultivar su individualidad hablando de sus proyectos y objetivos, con respeto, y guardando cierta distancia emocional.

 

La Luna - la actitud emocional

 

La Luna se mueve alrededor de la Tierra en una órbita elíptica a una distancia media de 380.000 km. Tiene un diámetro de 1.738 km., un cuarto de la Tierra, y es, por lo tanto, sólo un diminuto grano de polvo en el universo. Las múltiples caras de la Luna, constantemente en cambio, han fascinado al hombre desde siempre, y su ciclo de transformación ha sido fuente de innumerables leyendas, mitos y historias.

La Luna no tiene luz propia, sino que refleja los rayos del Sol. Mientras que el Sol simboliza el principio masculino, la Luna simboliza el principio femenino. El Sol "transmite" energía, y la Luna la absorbe y asimila para luego abastecerla. El ciclo lunar dura unos 28 días y medio coincidiendo con el ciclo femenino; también influye en las mareas, ya que el movimiento periódico y alternativo de ascenso y descenso de las aguas del mar se produce por la atracción del Sol y de la Luna.

 

En la mitología griega, las diosas de la Luna tienen caras muy distintas. Algunas son caprichosas, oscuras y crueles, mientras que otras son serenas, nutrientes y afectuosas. Se llaman Artemisa, Hécate y Selene. Incluso a la virgen María se le pintó sobre una luna creciente.

Las diferentes fases de la Luna son significativas para la interpretación astrológica. Las personas nacidas en el período de la Luna Nueva poseen una alta capacidad de concentración, ya que las energías se dirigen hacia el interior, pero también son particularmente subjetivas y emotivas.

La Luna Llena indica justo lo contrario: es un tiempo de crecimiento y de extraversión; sus nativos destacan por su objetividad y conciencia clara.

En el horóscopo, la Luna, relacionada con el signo Cáncer, representa la subconsciencia, los sentimientos, la fertilidad, la energía creativa, el hogar, la madre y la receptividad a los estados de ánimo de otras personas.

 

Tu Luna en Libra

 

El signo Libra está gobernado por el planeta Venus y pertenece al elemento aire. Los signos de aire viven en el mundo abstracto de las ideas y de los pensamientos, los cuales son para ellos tan reales como cualquier objeto físico. Sienten la necesidad de desprenderse de la experiencia directa y contemplar, evaluar y comprender su entorno por medio de sus facultades racionales para luego comunicar sus conclusiones a otros.

 

Con la Luna en Libra, sientes la fuerte necesidad de ser amada y vivir en armonía con tu entorno; y para que te sientas emocionalmente tranquila intentas siempre equilibrar y armonizar las polaridades. Detestas los conflictos y estás dispuesta a hacer todo lo posible para evitarlos y mantener un ambiente de paz y tranquilidad, lo cual implica el peligro de nunca querer definir o defender una postura concreta, y, por lo tanto, puedes dar la impresión de ser una persona sin principios.

 

Reaccionas a tu entorno y a todas las experiencias con objetividad y un fuerte sentido de imparcialidad. Antes de reaccionar sueles considerar una situación desde todos los puntos de vista, lo cual puede resultar en indecisión. Sientes ansiedad por complacer y ver el punto de vista de la otra persona. Siempre necesitas alguien a tu lado, ya que las relaciones humanas te brindan la seguridad interna que estás buscando. Te sientes incómoda al estar a solas por mucho tiempo, pero demasiado énfasis en una conducta cortés puede inhibir la espontaneidad de tus reacciones emocionales y una intimidad verdadera.

 

Tu Luna en la Primera Casa

 

La casa donde se encuentra la Luna es la esfera de nuestra experiencia donde buscamos sobre todo la seguridad emocional. Es donde nos resulta más fácil sentirnos cómodos y donde nos refugiamos cuando necesitamos un descanso de la lucha diaria por la existencia. Representa el ámbito de nuestra vida donde nos encontramos con circunstancias fluctuantes y atravesamos fases que dependen de nuestros estados de ánimo cambiantes. La Primera Casa contiene el Ascendente y es, por lo tanto, el área más personal del mapa astral. La condición de esta casa indica la naturaleza de nuestra personalidad, nuestro temperamento y el grado de confianza que tenemos en nosotros mismos.

 

La Luna en la Primera Casa proporciona energía a tus respuestas emocionales, instintivas y sensoriales. Por consiguiente, tu presencia irradia cualidades lunares: sensibilidad y receptividad, hacia las cuales los demás se sienten naturalmente atraídos. Tu inteligencia opera en la dimensión de la intuición, que te lleva a saber instintivamente qué es lo que tienes que hacer en determinadas situaciones. Eres una de estas personas que pueden «olfatear» las oportunidades, «sentir» el peligro o «ver» venir las complicaciones. Sentimentalmente no es esta una buena posición, dado que la vacilación y los frecuentes cambios de humor a los que inclina la Luna aquí, harán que seas candidata a cambiar de pareja varias veces, cosa que tu consideraras también de lo más normal, dado que la Luna es muy indecisa, frívola y dubitativa a la hora de tomar una decisión a largo plazo.

 

Aunque por otra parte te gusta cuidar, nutrir, mimar a las personas que te rodean. Es algo así como aceptar el papel de "madre" de los demás, no en vano está posición natal hará que tengas poderosos lazos psíquicos o compromisos con tu madre, que ejercerá en tu destino un papel preponderante. Esta posición de la Luna te otorga también excelentes cualidades y un don especial para las relaciones con el mundo infantil.

 

Tu Luna en sextil a tu Mercurio

 

Tus emociones y tu intelecto están bien integrados. Sabes expresar lo que sientes, y estás dispuesta a ver todas tus experiencias como piezas de un puzzle que poco a poco va formando el «gran cuadro» de tu conciencia. De cada estímulo del exterior sabes extraer un significado, y el resultante vasto archivo de información forma la base de tu desarrollo y expresión creativos. Posees una buena memoria, y tu capacidad de recordar incidentes del pasado es notable; sin embargo, no dejas que el pasado distorsione tus reacciones a acontecimientos actuales, sino que sabes aplicar las lecciones del pasado de forma constructiva en el presente.

 

Gracias a tu trato personal y amable, sueles tener muchas amistades; especialmente los jóvenes se sienten a gusto en tu compañía, ya que no esperas más de ellos de lo que pueden hacer, y siempre tienes tiempo para dedicarles. Eres consciente de tus ansiedades emocionales, pero no sueles molestar a nadie con tus problemas, excepto tal vez a alguna amiga íntima que merezca tu plena confianza. De todas formas, no tienes la costumbre de dejarte atrapar por pensamientos negativos, y con tu actitud compasiva y comprensiva puedes ayudar muchas veces a aquellos que sí han caído en el pozo oscuro de la depresión.

 

Tu Luna en cuadratura a tu Júpiter

 

Tiendes a reaccionar a tus experiencias con excesiva emoción y a fallar en valoraciones intelectuales. A menudo, te precipitas y tiendes a llegar a conclusiones equivocadas, lo cual dificulta resolver tus problemas. Eres demasiado generosa, especialmente contigo misma, y corres el peligro de gastar más dinero del que tienes, siempre buscando la vía más fácil para satisfacer tus caprichos. No es nada aconsejable que utilices tarjetas de crédito.

 

Debes hacer un esfuerzo por seguir un programa que te proporcione reglas estrictas para tus asuntos financieros y te ayude a ser más responsable y planear tu futuro. No hay otro camino, si quieres evitar gastos imprudentes. Con respecto a la salud, esa misma tendencia de una exagerada generosidad puede dar lugar a problemas físicos debido a hábitos perezosos y/o una inclinación al buen comer y beber. Una vez logrado un mayor equilibrio emocional y físico, puedes tener éxito en ocupaciones de derecho, medicina o educación. El trabajo con personas minusválidas o la terapia física podrían ser ocupaciones aún mejores, porque así podrás comparar tu propia situación con la vida de personas con limitaciones verdaderas; te podría proporcionar la determinación de lograr algunos objetivos y abrir camino a tus habilidades creativas.

 

Tu Luna en conjunción a tu Ascendente

 

Eres una persona sumamente sensible y emocional, pero, al mismo tiempo, tu vida interior está llena de contradicciones. Anhelas el contacto íntimo, pero te resulta muy difícil permitir que alguien entre en tu vida, porque temes las posibles obligaciones (o experiencias amargas) que podrían resultar de una relación estrecha. Debes aprender a bajar un poco las defensas y encontrarte con los demás en un término medio. De lo contrario, te negarás a ti misma muchas amistades enriquecedoras.

 

Tu Luna en cuadratura a tu Medio Cielo

 

Es muy posible que mantengas problemas emocionales con tus padres y familia, pudiendo causarte molestias en tu profesión o reputación social y pública. Te es difícil entender parte de tus emociones inconscientes, quedando emocionalmente insatisfecha. El secreto está en observar objetivamente cada reacción emocional negativa que surja en tu interior, para de esta forma tomar conciencia de ella e ir erradicándola poco a poco.

 

Mercurio - la expresión mental

 

El planeta Mercurio tarda 88 días para completar su órbita alrededor del Sol. Se halla de él a una distancia media de 58 millones de kilómetros, y, con un diámetro de 2.400 km, es un 40% más pequeño que la Tierra. Debido a que nunca se aleja más de 28 grados del Sol, solamente puede formar en la carta astral una conjunción o un semisextil con el luminar mayor.

 

En la mitología romana Mercurio (Hermes para los griegos) es el mensajero de los dioses facilitando la comunicación con lo espiritual. También es el ágil y astuto dios de los comerciantes, gracias a su habilidad en hablar y negociar, y de los ladrones, ya que le divierte engañar a los demás.

En la astrología, Mercurio representa nuestra capacidad de comunicación y razonamiento, el intelecto analítico, el sentido comercial, el pensamiento práctico y la astucia. Como estrella matinal está relacionado con el signo Géminis, y como estrella del anochecer con el signo Virgo.

 

Tu Mercurio en Leo

 

Leo es un elemento de fuego y destaca, por lo tanto, por su asombroso potencial de energía, su inmenso afán de acción y renovación, y su espíritu entusiasta y honesto. El elemento de fuego es radiante, ardiente y expresivo, dedicándose principalmente al descubrimiento y cumplimiento de posibilidades futuras, y nos otorga la energía que necesitamos para llevar a cabo nuestros deberes diarios.

 

Con Mercurio en Leo, te comunicas de forma entusiasta y dinámica, y siempre eres expresiva a la hora de pensar y dialogar, ya que tienes sentido para lo dramático. Sabes provocar tanto las risas como las lágrimas de tus oyentes. Tu debilidad es que te enamoras fácilmente de tus propias ideas y tiendes a exagerar su mérito mediante palabras hiperbólicas que no convencen a nadie. Con un poco más de realismo y modestia tus posibilidades de éxito se multiplicarían. Posees una naturaleza espontánea y cariñosa, aunque eres de ideas fijas y no te dejas influenciar o cambiar fácilmente. Es difícil convencerte de algo, porque prefieres tener tus propias experiencias.

 

Tu Mercurio en la Undécima Casa

 

La casa donde se encuentra Mercurio en la carta natal indica la esfera de nuestra vida donde queremos experimentar una comunicación real y significativa. Es el área dónde nos resulta fácil adaptarnos a las circunstancias y mostrar nuestra versatilidad. También indica dónde somos vulnerables a la superficialidad y a la inconstancia. La Undécima Casa refleja nuestro deseo de alcanzar una determinada identidad o posición por medio de la identificación con un grupo. Representa nuestro círculo de amigos, experiencias colectivas, ideas humanitarias y visiones futuras destinadas al progreso de la sociedad en que vivimos.

 

Con Mercurio en la Undécima Casa, más que ir sola en pos de algo, tiendes a incrementar tu conocimiento buscando otras personas que compartan un interés similar. Por ejemplo, puedes estudiar astrología en tu casa, con unos cuantos libros, o puedes reunirte con otras personas a quienes también les interese. Aunque aspectos tensos que involucran a Mercurio pueden señalar dificultades para comunicarte o hacerte entender en grupos, prefieres, en líneas generales, unirte a organizaciones que promuevan una creencia, concepto o causa común en vez de perseguir esos objetivos en solitario. Sabes que así una voz se hace múltiple, es decir, un grupo de personas que piensan algo es más poderoso que una sola persona que piensa la misma cosa.

 

Es probable que tus pensamientos se demoren en las formas en que se podría mejorar o hacer adelantar a la sociedad. Sientes tu afinidad con las mentes que se te asemejan o con otros miembros del grupo, y en ocasiones actúas como su portavoz. También es posible que seas aquella a quien todos los demás dicen que se calle la boca para que algún otro pueda decir una palabra. En resumen, la percepción de tu propio yo y de la vida en general las amplias por mediación de amigos y contactos con grupos.

 

Tu Mercurio en cuadratura a tu Marte

 

Dispones de una enorme cantidad de energía mental, suficiente para enfrentar las tareas más arduas, pero en muchas ocasiones te falta la determinación necesaria para sostener el esfuerzo y completarlas. Convencida de tu punto de vista, te enfadas cuando se cuestionan tus ideas, respondiendo con una lengua mordaz. Las personas que te conocen evitan las discusiones contigo, porque saben que la cosa acabará mal y que se verán envueltas en una verdadera batalla verbal. No eres una buena oyente cuando se expresan opiniones que son diferentes de las tuyas.

 

Tiendes a buscar los fallos en cualquier circunstancia, y prácticamente no hay ninguna situación o acontecimiento que sea suficientemente insignificante para escaparse a tu atención. Debes aprender a callarte cuando no estás plenamente informada acerca de un tema; si no, corres el riesgo de hacer el ridículo ante aquellos que saben de qué están hablando. Seguramente tendrás que hacer concesiones a otros antes de poder tener éxito en el mundo laboral. Otras personas necesitan expresarse tanto como tú, y hasta que no aprendas a ajustarte a sus necesidades, encontrarás muchos obstáculos en tu camino. Una vez que sepas respetar los derechos de los demás, puedes lograr el éxito en campos como la educación, la administración, las relaciones públicas o cualquier profesión relacionada con los medios de comunicación.

 

En tus relaciones íntimas experimentarás frustraciones mientras no aprendas a ajustar tus expectativas a la realidad. No todo el mundo te encuentra irresistible. Y no te equivoques: una pareja sumisa no es exactamente lo que necesitas; perderás el respeto por ella. Necesitas una persona que te desafíe a demostrar tu madurez y tu carácter.

 

Tu Mercurio en cuadratura a tu Neptuno

 

Tienes problemas a la hora de discernir entre lo que es real y lo que es irreal, ya que tus fantasías e imaginaciones tienden a interferir con tu capacidad de pensar lógicamente. Naturalmente, esa tendencia a cierto grado de engaño, tanto en ti misma como hacia los demás, es algo que tienes que cuidar para evitar complicaciones y conflictos. Debido a experiencias dolorosas causadas por esa falta de realismo, te sientes insegura y prefieres huir de la insoportable realidad de la vida cotidiana. No es sorprendente pues que tu temor a la responsabilidad cause problemas tanto en tus asuntos emocionales como en tu profesión. Pareces ser incapaz de mirar la vida con ojos realistas.

 

Tiendes a emplear argumentos supuestamente lógicos para convencerte de que una realidad desagradable no existe. Hasta que no aprendas a mirar el mundo a la cara, tu progreso será limitado. Debido a tu extrema sensibilidad, los problemas superficiales toman proporciones exageradas. Te ayudará agudizar tus facultades intelectuales para desarrollar más confianza en ti misma, y tienes que ser completamente honesta contigo misma mientras desarrolles tu potencial, para que puedas entender tus limitaciones.

 

Ten cuidado en tus alianzas románticas, porque tu imaginación te puede engañar fácilmente, y un interés casual por otra persona te puede parecer como «el gran amor». Lo más importante es que no te comprometas definitivamente hasta que la otra persona haya demostrado su sinceridad, ya que te dejas atrapar fácilmente por tu deseo de encontrar «el príncipe azul» y vivir una historia de amor de cuento de hadas.

 

Tu Mercurio en sextil a tu Ascendente


 

Tienes un gran don para la comunicación. Sabes utilizar bien esa habilidad para convencer a tus oyentes de tus ideas, y rara vez los demás te interpretan mal o no entienden lo que quieres decir. Eres consciente de que posees un enorme potencial creativo, y solamente depende de ti cómo emplearlo. Aprendes de la experiencia, y, con tu determinación de tener éxito, siempre encontrarás apoyo para tus proyectos. Sabes cómo convertir tus recursos creativos en efectivos, pero siempre intentas encontrar el camino más fácil para ganar dinero con el mínimo esfuerzo físico. Aunque reconoces el valor de una buena educación, dependes más de una comunicación eficaz para conseguir lo que quieres.

 

Venus - la forma de amar

 

El planeta Venus necesita aproximadamente 224 días para dar la vuelta al Sol, y, con sus 12.100 kilómetros de diámetro tiene casi el mismo tamaño que la Tierra. Venus es el planeta más brillante y es fácilmente visible sin la ayuda de un telescopio. Como Mercurio, es la estrella matinal y del anochecer, y no se aleja del Sol más que 48 grados. Por lo tanto, los únicos aspectos solares con Venus pueden ser la conjunción, el semisextil y la semicuadratura.

 

La belleza resplandeciente de este cuerpo celeste hizo que Venus fuese adorada como la diosa de la belleza y del amor. Pero su encanto no solamente produjo armonía, sino que fue causa de la guerra de Troya.

En la astrología, Venus representa todo lo bello y deseable. Su posición en la carta astral nos revela algo sobre nuestra necesidad de armonía, nuestra vida amorosa y nuestra capacidad de devoción.

 

También las bellas artes y el canto, así como nuestro sentido de la estética, se relacionan con Venus, que representa el poder del hombre de dar, gracias a sus sentimientos, un valor y un sentido esencial a sus experiencias.

Como estrella matinal, Venus pertenece al signo de Tauro, mientras que rige al signo Libra como la estrella del anochecer.

 

Tu Venus en Cáncer

 

Cáncer es un signo de agua y se comunica con su entorno principalmente por medio de sus sentimientos. El elemento agua representa el mundo de las emociones insondables, desde pasiones compulsivas y temores irracionales hasta sentimientos de compasión y amor universales. Destaca por su intuición y sabe que tiene que protegerse de influencias ajenas para poder tener acceso a las dimensiones más profundas de su psique.

 

Con Venus en Cáncer, expresas tu afecto de forma sensible, protectora y tenaz, pero tu timidez y humor cambiante pueden inhibir un sentimiento de estar realmente cerca de otra persona. Sin embargo, a la vez anhelas la intimidad con otros y sentirte querida y protegida, y tienes la capacidad de dar mucho cariño y protección a las personas que te importan. Para ti la vida hogareña es fundamental: matrimonio, niños, animales, jardín –todo lo relacionado con la familia y la casa–. Cuidas a tus seres queridos con todo tipo de atenciones, pero tiendes a ser demasiado apegada, y tal vez no les dejes suficiente espacio para su propio desarrollo. A veces padeces de inestabilidad, la cual puede estar relacionada con las fases de la Luna.

 

Antes de aventurarte en una relación seria, debes esforzarte por convertirte en una persona autosuficiente, porque tiendes a hacerte demasiado dependiente, e incluso a dejarte manipular. Evitas las confrontaciones, aunque ése no es necesariamente siempre el mejor camino para resolver un problema. No te hagas más débil de lo que eres, descubre tu profunda capacidad de amar, y regálala a tu prójimo.

 

Tu Venus en la Décima Casa

 

En la casa ocupada por Venus buscamos lo que nos proporciona placer y felicidad; allí esperamos encontrar paz y equilibrio interno. Es donde podemos desarrollar una mayor apreciación de otros y, a la vez, sentirnos apreciados y valorados por ellos. Es allí donde exhibimos algo de nuestro mejor gusto y estilo. Además, el emplazamiento de Venus puede señalar en qué campo de la vida sentimos rivalidad o envidia hacia los que quizá estén mejor dotados que nosotros. El Medium Coeli o Medio cielo (MC) es el cenit, el punto más alto, del horóscopo y simboliza, entre otras cosas, nuestra posición social, la cual corresponde en la sociedad actual al éxito profesional. Además de la reputación, la ambición de hacer carrera, la responsabilidad hacia la sociedad y las metas políticas.


 

Con Venus en la Décima Casa, tu apariencia física es de suma importancia para ti. No es probable que salgas de casa despeinada (o sin haberte puesto el cinturón), ya que quieres hacerte ver por tu belleza, tu gracia, tu gusto o tu estilo. Buscas profesiones que te den oportunidad de lucirte exhibiendo estos rasgos: el campo artístico, el mundo del espectáculo, el servicio diplomático, la moda, la decoración o la gastronomía. Independientemente de la carrera que escojas, necesitas y deseas una situación laboral armoniosa, en la que hagas un trabajo que para ti sea valioso, en compañía de gente que te guste. Los aspectos que forme Venus pueden revelar otras facetas de tu carácter, que quizás hagan más fácil o difícil el logro de este objetivo.

 

Tu Venus en sextil a tu Marte

 

El contacto armónico entre Venus y Marte es indicio de una naturaleza cálida y afectuosa, algo que te ayudará siempre a mantener buenas relaciones con todo el mundo. Podrías tener éxito en profesiones que precisan del contacto humano, ya que la gente se siente a gusto en tu presencia gracias a tu radiante optimismo y tu sonrisa que muestra al mundo que eres una persona congenial y sin grandes preocupaciones. Por otro lado, esa visión optimista tiende a disminuir tus facultades del razonamiento lógico. Por consiguiente, eres propensa a ser algo negligente en los asuntos financieros y gastar más de lo que ganas.

 

Cuando te atraen las cosas buenas de la vida, o un capricho, actúas como si tu tesorería no tuviera límites. La prudencia y la conservación son cualidades que merecen la pena ser desarrolladas. El contacto entre Venus y Marte vigoriza la naturaleza sexual. No cabe duda que tus necesidades físicas son considerables, cosa que no te molesta, pero eso no significa que vayas a satisfacerlas a cualquier precio. Sabes canalizarlas apropiadamente, incluso contenerlas hasta que encuentres la persona adecuada que te puede ofrecer una relación gratificante y cómoda.

 

Prefieres gozar de los elementos más bellos de la vida en vez de preocuparte por el lado oscuro, como por ejemplo en lo que se refiere a tus amistades: mejor retener los recuerdos de los buenos tiempos y olvidar cualquier incidente un poco desagradable.

 

Tu Venus en oposición a tu Saturno

 

Tienes una visión negativa del lado emotivo de tu personalidad, es decir, tiendes a ver tus experiencias con otras personas, especialmente las de naturaleza íntima, con pesimismo, considerándolas fuentes de sufrimiento y prácticamente inútiles. Por lo tanto, huyes de cualquier compromiso emocional o relación profunda, y es posible que no quieras contraer matrimonio, o, si lo haces, será bastante tarde y/o te arrepentirás de haberlo hecho. Debes aprender a no subestimarte constantemente, y debes llegar a comprender que tú también posees buenas cualidades, aparte de las menos favorables, como todo el mundo.

 

Es posible que en tu infancia se te hiciese creer que tenías menos talento que las demás niñas, y todavía actúas conforme a esa «educación». La competición, aunque temible, es buena para demostrarte a ti misma que eres capaz de salir de un desafío con éxito; si huyes de situaciones que exigen la competición, nunca llegarás a conocer tu propio valor. No pienses en un matrimonio prematuro, a menos que estés dispuesta a hacer enormes concesiones para mantenerlo intacto. Sería mejor que esperases hasta que supieses ser más selectiva a la hora de buscar pareja. Casarse por razones de seguridad puede ser duradero, pero difícilmente satisfactorio a nivel emocional.

 

Tu Venus en trígono a tu Neptuno

 

Posees una sensibilidad e imaginación delicadas, pero muy vivas, y la capacidad de usarlas efectivamente, en particular en el campo de las bellas artes, la música, la danza y la poesía. Tienes buen gusto y una gran afición al mundo artístico, al misticismo y a las ciencias ocultas, pero debes tener cuidado en no dejarte absorber por la influencia sutil que pueden ejercer estos últimos sobre ti. Esta configuración planetaria favorece la buena fortuna, y cierto grado de lujo, pero puede convertirse en tu enemiga a través de la imprudencia y la falta de fuerza interior y sensatez.

 

Te sientes atraída por personas refinadas de talante artístico y espiritual, y, gracias a tu carácter bondadoso, te resulta fácil aceptarlas en tu vida, incluso si tienen defectos, mientras muestren que están sinceramente tratando de mejorar. Por otro lado, esa tendencia a siempre ver lo bueno puede llevarte a ignorar los elementos negativos de tu entorno, incluso si tuvieras el poder de efectuar cambios, ya que eres demasiado complaciente y prefieres no involucrarte en algo desagradable.

 

Marte - la voluntad de autoafirmación

 

La órbita de Marte alrededor del Sol tarda cerca de 687 días para completarse. Este planeta, con un diámetro de casi 6.800 kilómetros, mide la mitad de la Tierra y es conocido por su color rojo, relacionado desde siempre con el fuego y la sangre.

Por consiguiente, Marte es el dios de la guerra en la mitología romana, famoso por su valor y su ánimo, que mueve a acometer resueltamente grandes empresas y a afrontar los peligros. Pero Marte en sí no es ni negativo ni positivo; simboliza nuestra energía que tiende a buscar la exteriorización, la expresión física (y psíquica) de nuestros deseos.

 

Marte representa la fuerza iniciadora, el coraje, el entusiasmo, la ira y, también, el deseo sexual. Tiene una afinidad natural con el signo Aries y,  junto con Plutón, con Escorpio.

 

Tu Marte en Tauro

 

Tauro, relacionado como signo con el elemento tierra, destaca por su determinación y sus acciones destinadas a metas concretas. Los signos de tierra confían en lo que pueden apreciar con sus sentidos físicos y aspiran a resultados prácticos. Son cautelosos, disciplinados y fiables, y saben cómo funciona el mundo material.

 

Con Marte en Tauro, afirmas tu presencia y expresas tus deseos con persistencia y creatividad. Eres conservadora y testaruda, siempre enfocando tus acciones hacia la consolidación y productividad, ya que tu objetivo es dominar la materia y utilizarla para tus propósitos. Probablemente tienes un buen olfato en lo que se refiere a cuestiones financieras y posees una cuenta bancaria con un buen saldo, algo importante para ti, porque satisface tu necesidad de seguridad. Trabajas duramente para acumular bienes materiales y poder disfrutar de una tercera edad acomodada, pero debes tener cuidado en no volverte codiciosa y avariciosa.

 

Haces planes a largo plazo, y sabes administrar tus energías con suma eficiencia. Tus metas son realistas y alcanzables, ya que no quieres desperdiciar tus fuerzas en acciones inútiles, sino ver resultados concretos. Te contentas con placeres sencillos, como la buena comida y bebida, y una tendencia a la complacencia y pereza puede disminuir tu determinación de actuar o tomar la iniciativa. Tu energía física y tus impulsos sexuales se ven influenciados por una profunda apreciación de los sentidos físicos y los ritmos naturales de la vida.

 

Tienes un temperamento equilibrado y no sueles perder los estribos con facilidad, pero si por alguna razón alguien llega a sacarte de quicio, que tenga cuidado, porque puedes actuar sin piedad y volverte un tanto violenta.

 

Tu Marte en la Octava Casa

 

La casa donde Marte está emplazado indica aquella esfera de la vida que es crucial para mantener nuestra energía física y salud. Por otro lado, la posición de Marte muestra también dónde es necesario que enfrentemos la vida, que corramos riesgos, que nos atrevamos a afirmar nuestra presencia, libertad e independencia. La Octava Casa corresponde a la intensificación del encuentro con el Tú. Simboliza los valores en una relación matrimonial o de socios y, también, nuestra capacidad de compartir.

 

Esta relacionada con las herencias, el sexo y la muerte, la transformación y las enfermedades virulentas.

Con Marte en su casa natural, eres una persona apasionada que, con frecuencia, descubre las emociones más oscuras y tiene que enfrentarse a ellas. Como las apariencias no te contentan, tiendes a reducirlo todo a lo esencial, a la realidad básica y con una gran necesidad de expresión sexual, tratando de esta manera de afirmar y definir tu identidad y tu poder. Este irresistible impulso por la integridad y tu desprecio por lo superficial pueden ofender a personas más delicadas. Este emplazamiento de Marte indica también que sientes un ferviente interés por lo esotérico y lo oculto.

 

Tu Marte en trígono a tu Saturno

 

Sabes usar tus energías y talentos con eficiencia y sabiduría. Planeas tus actividades cautelosamente, y, sin dejar nada al azar o la suerte, sueles conseguir lo que te has propuesto sin grandes dificultades. Parece que la influencia de Marte se atempera y se torna más controlada, ordenada y adaptable, mientras que la de Saturno se vuelve más enérgica y emprendedora.

 

Te preocupas poco por tu comodidad personal, y te dedicas a cualquier tarea con absoluta determinación; por consiguiente, existen pocos trabajos que no seas capaz de llevar a cabo con éxito. Disfrutas de la disciplina y de las obligaciones, y, en tu opinión, las limitaciones son en realidad retos y oportunidades, no desventajas. Sientes atracción por personas maduras que saben lo que quieren y demuestran su disposición a cumplir con todas las responsabilidades de una vida en familia. Por tu parte, te inclinas a una relación íntima tradicional, y esperas de tu pareja que tome vuestra relación tan en serio como tú.

 

Tu Marte en oposición a tu Neptuno

 

Existe un conflicto entre tus deseos de afirmar tu presencia y tus intenciones, es decir, a veces quieres hacer algo por otra persona, pero tu ayuda no es apreciada porque levanta sospechas acerca de tus motivaciones. Tal vez no eres completamente honesta contigo misma y, en consecuencia, con los demás. Tienes que aclarar tus verdaderas intenciones apoyándote más en tu facultad de razonamiento que en tu imaginación.

 

Tus relaciones íntimas tienden a sufrir debido al mismo problema. Eres propensa a dejarte llevar por tus fantasías, lejos de la realidad, y puedes fácilmente caer víctima de ilusiones y de las personas que las crean. Aprende a ser más realista para evitar el dolor del despertar brusco en una situación indeseada y desagradable.

 

Tu Marte en trígono a tu Plutón

 

Tus energías de acción y transformación trabajan bien juntas para lograr tus objetivos, lo cual puede ser especialmente útil cuando se trata de encontrar soluciones para los graves problemas sociales y ambientales de nuestra sociedad. Sabes satisfacer tus deseos y metas personales sin descuidar tus responsabilidades colectivas. Sientes ansiedad por descubrir la verdad, porque sabes que la verdad es más poderosa que la ficción. T

 

e fascina todo aquello que sea de tipo psicológico, es decir lo escondido, lo vulnerable y las áreas sensibles de la mente. Sabes manejar material que es delicado o tabú sin vacilar o tener miedo. Todo este interés en los secretos de la psique humana te podría convertir en una experta en este campo y proporcionarte una carrera exitosa en la psicología, la terapia de grupo y otras técnicas de rehabilitación.

 

Tu vida íntima es excitante, pero siempre dentro de ciertos límites, ya que tu propia dignidad es importante para ti. No obstante, disfrutas de relaciones cálidas y afectuosas, y estás dispuesta a cualquier sacrificio para mantener viva la llama del amor y llevar entusiasmo y alegría a la vida de tus seres queridos.

 

Júpiter - el guía hacia un conocimiento superior

 

Júpiter necesita para completar su órbita alrededor del Sol casi 12 años y es el más grande de los planetas conocidos. Comparado con este gigante, cuyo diámetro mide casi 143.000 kilómetros, nuestra Tierra es un globo diminuto.

Su tamaño y resplandor se reflejan en la mitología, donde Júpiter es el rey de los cielos, el padre de los dioses y de los hombres. Por lo general, Júpiter (Zéus para los griegos) es benéfico, pero también tiene cierta tendencia al orgullo, y es notorio por sus numerosas aventuras amorosas, para pesar de su esposa Hera.

 

En la astrología, Júpiter representa la expansión en todos los planos, especialmente por medio de la búsqueda del conocimiento superior, la filosofía, la religión y la ética. Su posición en la carta astral muestra cómo podemos expandir nuestro horizonte de la mejor manera. Júpiter promete fortuna y crecimiento, aunque hay que vigilar la inclinación hacia los excesos, el dogma y la arrogancia. Se aviene con el signo Sagitario y,  junto a Neptuno, con Piscis.

 

Tu Júpiter en Sagitario

 

Sagitario es un signo de fuego y destaca, por lo tanto, por su gran potencial de energía, su inmenso afán de acción y renovación, y su espíritu entusiasta y honesto. El elemento de fuego es radiante, ardiente y expresivo, dedicándose principalmente al descubrimiento y cumplimiento de posibilidades futuras, y nos otorga la energía que necesitamos para llevar a cabo nuestros deberes diarios.


 

Con Júpiter en su propio signo, buscas el crecimiento interior y exterior mediante la aspiración hacia un objetivo lejano, y desarrollas autoconfianza cuando eres expresiva, entusiasta y físicamente activa. Se te presentan oportunidades cuando tomas el riesgo de expresarte libremente o cuando pruebas cosas nuevas. Una orientación optimista y filosófica te ayuda a cultivar confianza en un orden superior. Tu sentido de la importancia de la dimensión religiosa de la vida es algo nato, pero la tendencia a extenderte demasiado, puede llevarte a «abarcar mucho y conocer poco» y perder la visión de las posibilidades inmediatas.

 

Tu Júpiter en la Cuarta Casa

 

La casa que contiene a Júpiter es una esfera adonde nos dirigimos para renovar nuestra fe en la vida, nuestra confianza y esperanza en el futuro. Es ahí donde nos sentimos protegidos, ya nos ofrece la creencia en algo más grande, la esperanza de algo mejor y el sentimiento de que la vida no es una mera secuencia de acontecimientos aleatorios, sino que tiene un significado y un propósito. En la casa de Júpiter nos resulta fácil comprender de la manera más natural nuestra capacidad de crecimiento y mejoramiento. El Immum Coeli (IC) o cuarta casa simboliza el lado oculto de la personalidad, a saber: nuestras raíces y nuestros sentimientos menos visibles a primera vista. La Cuarta Casa tiene que ver con el mundo del subconsciente, la base emocional, la tradición familiar y, en concreto, la madre como símbolo de protección y nutrición.

 

Con Júpiter en la Cuarta Casa, un hogar acogedor es una de las cosas más importantes en tu vida, y es probable que inviertas gran cantidad de dinero y energía en instalar ese hogar de tus sueños. Pero será mejor que te asegures de tener en él el espacio suficiente para satisfacer tu necesidad de andar siempre moviéndote. Por consiguiente, es aconsejable vivir fuera de las condiciones de hacinamiento de la ciudad, y en el marco más abierto y natural del campo, donde ni la visión del paisaje ni los puntos de vista encuentran obstáculos. Con respecto a la vida interior, este emplazamiento favorece el intento de organizar la vida dentro de un marco claramente moral o filosófico, y es probable que sepas aportar a tu familia un nuevo sentido de la visión espiritual.

 

Tu Júpiter en trígono a tu Plutón

 

Entiendes intuitivamente el significado esencial de muchos de los misterios del universo, y quieres compartirlos con otros estimulando sus intereses por descubrir y desarrollar su potencial espiritual creativo. Aconsejar o ayudar a personas que se encuentran en crisis o trabajar acerca de aspectos sensibles son temas en los que tú podrías aventajar. Tienes capacidad para escudriñar incluso allí donde aparentemente no hay nada, sacando aquello que es relevante y significativo.

 

También sabes manejar la masa psicológica (es decir, aquello que motiva a la gente); así pues tu carrera puede estar dirigida a servir al interés público, ofreciendo soluciones a la desigualdad social y a los problemas del medio ambiente. En tus relaciones personales necesitas sentirte libre para poder expresar tu creatividad, pero, a cambio, puedes enseñar el camino hacia una vida inspirada por altos ideales que ofrece una satisfacción plena a todos los niveles de laexistencia humana.


 

Tu Júpiter en sextil a tu Quirón

 

Se podría decir de ti que eres una buscadora en pos de una iluminación, una panacea o una verdad definitiva, que por otra parte siempre se te resiste. También es posible que tengas grandes esperanzas o aspiraciones desmesuradas. Tu experiencia podría incluir búsquedas y viajes enormemente productivos en el sentido de una sanación y un crecimiento interiores. Tu trabajo vital consiste en reflexionar profundamente sobre tus experiencias y equilibrarlas con quietud e introversión, para que te ayuden a llegar a una síntesis interior.

 

Aunque te puedes encontrar, con frecuencia, con que alguna forma extraordinaria de gracia salvadora aparece en tu vida: algo nuevo se introduce en tus experiencias en el preciso instante en que todo parecía perdido. Puedes sentir secretamente que eres alguien especial, pero anda con cuidado, ya que el optimismo sin límites se convierte en desesperación y en la convicción de estar perseguida por la mala suerte cuando las cosas no te salen de manera como esperabas. Posees una capacidad asombrosa para recuperarte de enfermedades, tragedias personales y crisis de fe; aunque también al exceso y al fanatismo, pudiendo llegar a deificar tu hogar y tu familia. Te encanta correr riesgos y tienes confianza en ser la ejecutora final de tu propio destino, pero cuidado en ir más allá de tus propios límites.

 

Tu Júpiter en cuadratura a tu Ascendente

 

Te falta moderación, tanto en tus esperanzas como en tus hábitos y actos. Tiendes a hacer todo en exceso, y sólo más tarde te das cuenta de la enorme cantidad de tiempo y energía que has malgastado. Si aprendieras algo de disciplina, serías capaz de grandes logros, ya que no te faltan ni las fuerzas ni el entusiasmo necesarios. Por otro lado, siempre estás en disposición de aportar cualquier contribución que sea necesaria para lograr un objetivo común.

 

De hecho, tienes un gran corazón, pero corres el peligro de que la gente se aproveche de tu buena voluntad. Cultiva la moderación y evita aceptar más obligaciones de las que puedes manejar. Es importante que trabajes en compañía de otros para consolidar todos tus talentos y recursos, aunque tendrías que modificar tus deseos para que sean consistentes con los objetivos del grupo.

 

Tu Júpiter en oposición a tu Medio cielo

 

El emplazamiento de Júpiter opuesto al Medio cielo, en el Imum Coeli, es indicio de un latente conflicto entre tu deseo de dedicarte a tu familia y tus aspiraciones o responsabilidades profesionales. La consecuencia puede ser una indebida tensión emocional o la tendencia a vacilar entre los dos extremos. No sabes si dedicar todo el tiempo al trabajo o estar exclusivamente con la familia. Debes aprender a equilibrar estos dos mundos y asignar a cada uno su horario correspondiente.

 

Saturno - la necesidad de responsabilidad

 

El planeta Saturno, con un diámetro de 120.000 km, sigue su órbita alrededor del Sol a una distancia de 1.427 millones de kilómetros, tardando unos 29 años para dar una vuelta completa.

La mitología griega cuenta que Cronos (Saturno) primero castró a su padre Urano y luego devoró a sus propios hijos para evitar que pudiesen sustituirle en el gobierno del mundo. Se le representaba como un viejo, con una hoz en la mano, y a veces llevando un reloj de arena, simbolizando el paso del tiempo, «el Padre Tiempo que todo lo engulle».

 

Por lo tanto, en la astrología Saturno es considerado el planeta del tiempo y del karma. El karma es la ley de causa y efecto, y se entiende que Saturno se encarga de enfrentarnos con las consecuencias de nuestros actos. Eso se presenta especialmente a los 29 años, cuando Saturno regresa por tránsito a su posición original, formando una conjunción con el Saturno natal. Es un tiempo de reflexión, cuando miramos atrás y valoramos lo que hemos hecho hasta ese momento para corregir los errores y seguir hacia delante con mayor madurez.

 

Saturno simboliza el pasado, la tradición, el padre, la autoridad o cualquier principio restrictivo y formador. La posición de este planeta en la carta astral indica la esfera donde tenemos que solucionar viejos problemas y superar inhibiciones y temores que provienen del pasado, incluso vidas pasadas.

Por el lado positivo, Saturno representa cualidades como el sentido de la responsabilidad, la constancia, el trabajo y la determinación. Representa el desarrollo del valor personal. Otorga la conciencia de que la compensación es un resultado directo de un esfuerzo personal y una actitud responsable. Saturno es la sabiduría que resulta de una aplicación meditada del conocimiento. Su afinidad natural es con el signo Capricornio, aunque, junto con Urano, rige también Acuario.

 

Tu Saturno en Capricornio

 

Capricornio, relacionado como signo con el elemento tierra, destaca por su integridad y seriedad y sus ambiciones destinadas a metas prácticas. Los signos de tierra confían en lo que pueden apreciar con sus sentidos físicos y aspiran a resultados concretos y útiles.

 

Con Saturno en Capricornio, intentas establecer y preservar tu yo a través de logros materiales y la ambición de ocupar una posición respetada o de autoridad en la sociedad. Sin embargo, a pesar de que este emplazamiento de Saturno en su propio signo es fuerte y promete logros substanciales, puede que haya muchos obstáculos en el camino hacia la cima o, sencillamente, que el éxito se deje esperar más de lo habitual. Por el lado positivo, esta posición te brinda la capacidad de llevar a cabo un esfuerzo disciplinado y prolongado para planear el cumplimiento de tus responsabilidades. Y jamás pierdes el tiempo construyendo castillos en el aire.

 

Tus proyectos son bien pensados y funcionales, aunque tal vez les falta un poco de imaginación, ya que tus conceptos son más bien conservadores y tradicionales. Además, tu habilidad para organizar las cosas puede convertirse en el hábito de intentar controlar a todo el mundo y todas las situaciones (en realidad un mecanismo de autodefensa para que nadie y nada lleguen a dominarte), lo cual, naturalmente, no siempre agrada a los demás. En el mejor de los casos, Saturno en Capricornio indica que, aunque seas algo fría y distante, destacas por tu integridad y tus altos ideales; en el peor de los casos, tu lema es «el fin justifica los medios», lo cual puede llevarte a maniobrar de cualquier manera con el fin de lograr tus objetivos.

 

Te conviene suavizar tu forma de actuar, especialmente en relación con otras personas, y bajar un poco la guardia. El mundo es mucho menos hostil de lo que te imaginas.

 

Tu Saturno en la Cuarta Casa

 

La casa donde tenemos a Saturno es el sector de nuestra vida que ofrece estabilidad y estructura, pero sólo a cambio de esfuerzo, sacrificio y el cumplimiento de responsabilidades. El Immum Coeli (IC) o cuarta casa simboliza el lado oculto de la personalidad, a saber: nuestras raíces y nuestros sentimientos menos visibles a primera vista. La Cuarta Casa tiene que ver con el mundo del subconsciente, la base emocional, la tradición familiar y, en concreto, la madre como símbolo de protección y nutrición.

 

Es probable que tus primeros años te hayan parecido algo fríos, poco cariñosos o en algún otro sentido limitadores. Con este emplazamiento de Saturno te resulta difícil hallar en fuentes externas una sensación de seguridad y de bienestar. Tendrás, en cambio, que descubrir dentro de ti tu propia fuerza, tu solidez y tus puntos de apoyo. En este sentido, Saturno en esta casa puede ser realmente una bendición disfrazada, porque una vez que estableces desde adentro tu propio sentimiento de valor, el mundo exterior jamás podrá despojarte de él. Con frecuencia te sientes profundamente incapaz, y desconfías de otras personas, y sin embargo anhelas que en tu vida haya algo permanente y estable.

 

En algunos casos se llega a compensar este sentimiento de inseguridad mediante la adquisición de tierras y propiedades. Saturno aquí indica deberes y responsabilidades en el ámbito doméstico, y dificultades para consolidar un hogar.

 

Urano - el proceso de emancipación

 

Urano, a una distancia de 2.875 millones de kilómetros del Sol, fue descubierto en 1.781, durante el período de las revoluciones norteamericanas, y en vísperas de la revolución francesa y el desarrollo revolucionario de la industrialización europea.

Su diámetro alcanza 51.100 km., y, debido a que su órbita se acerca a los 84 años, tarda aproximadamente 7 años para transitar un signo.

En la mitología, Urano es la personificación del cielo, del cual nació la Tierra, engendrada por él solo. Fue el padre de Saturno, el cual le cortó los testículos en horrible lucha por el poder.

 

En la astrología, Urano simboliza la ruptura con la tradición y el desarrollo de algo nuevo. Es un planeta que va sincrónicamente asociado con ideales de verdad, justicia, libertad, fraternidad e igualdad, así como en cualquier tendencia progresista colectiva que se enfrente con lo establecido.

Urano representa también nuestra necesidad de sentirnos libres de toda atadura a la responsabilidad, para progresar más allá de las fronteras físicas y psíquicas hacia una nueva dimensión y realidad. Es intuición, invención y ruptura idealista. El uso apropiado indica preocupación espiritual por la sociedad humana, para que conozca la libertad del cautiverio de la ignorancia. La expresión negativa conduce a la rebelión, el fanatismo y a un comportamiento excéntrico y extremista.

 

Su posición en la carta natal revela también nuestra relación con los amigos y personas superiores. La cara oscura de Urano es la del revolucionario que por rabia destruye lo que ni siquiera sabe hacer mejor. Su afinidad natural es con Acuario.

 

Tu Urano en Leo

 

Urano permanece en cada signo alrededor de siete años, ya que tarda unos 84 años en completar una vuelta por el Zodiaco. Por lo tanto, su posición por signo indica cualidades generacionales que per se no tienen mucha importancia para el individuo. Son la posición por casa y los aspectos con planetas personales que pueden tener un significado más personal.

Urano estuvo en Leo desde 1.955 hasta 1.962. Perteneces a una generación que intentó, y tal vez aún intenta, romper con los conceptos tradicionales del amor y de la sexualidad. Por primera vez temas sexuales fueron discutidos por vosotros en público causando la disolución de muchos tabúes.

 

Tu Urano en la Undécima Casa

 

La casa donde se encuentra Urano es el lugar donde tenemos la mejor oportunidad de experimentar y expresar nuestra originalidad como seres únicos. También indica el área de nuestra vida, donde buscamos las emociones fuertes y la excitación, a veces cruzando los límites de lo comúnmente aceptado y permitido. Es ahí donde queremos expresar nuestros sentimientos y nuestro genio de forma libre e intuitiva. La Undécima Casa refleja nuestro deseo de alcanzar una determinada identidad o posición por medio de la identificación con un grupo. Representa nuestro círculo de amigos, experiencias colectivas, ideas humanitarias y visiones futuras destinadas al progreso de la sociedad en que vivimos.

 

En la Undécima Casa, Urano está poderosamente instalado en su propia esfera, donde puede expandir hasta sus máximas dimensiones el concepto de formar parte de un grupo. Te sientes conectado con aquellos con quienes compartes una visión similar, y ni siquiera es necesario que estén geográficamente próximos entre sí para formar parte del grupo; lo que importa es que estén dedicados a los mismos ideales y objetivos. Eres la clase de persona que puede cumplir, en el seno de cualquier grupo, una función «uraniana»: la de ofrecer ideas estimulantes y radicales, hacer la abogada del diablo o discutir cordialmente con los otros miembros para agilizar el debate.

 

Te gustan las amistades excéntricas y poco convencionales, y suele suceder que tengas amigos de muchas clases diferentes, que no combinan fácilmente unos con otros. Tus metas y objetivos en la vida podrían cambiar radicalmente en un plazo relativamente breve, como si un día te despertaras con una nueva visión de que debes seguir.

 

Tu Urano en sextil a tu Medio cielo

 

Buscas la realización de tus ideales a través de tu carrera profesional. Debido a que amas tu independencia más que la mera seguridad económica, te conviene tener tu propio negocio que te permita desarrollar tu trabajo a tu ritmo.

 

Neptuno - la conciencia cósmica

 

Neptuno, un planeta descubierto en 1.846 por el astrónomo berlinés Galle, se mueve alrededor del Sol a una distancia media de 4.497.000.000 km. Tarda casi 165 años en cumplir su órbita, y tiene un diámetro de 49.500 km.

En la mitología, Neptuno o Poseidón es el dios del mar y señor de las aguas. Tiene su morada en lo más profundo del mar, donde la visión a menudo es vaga y nos encontramos en un mundo extraño y casi irreal.

 

Astrológicamente, Neptuno simboliza las ansias de disolver los límites, que hacen del falso ego material una entidad aparte, y de experimentar la unidad espiritual con el resto de la creación. Este objetivo se puede alcanzar de manera constructiva mediante la meditación, la fe y la práctica religiosa, la creatividad artística y una profunda devoción a otra persona o a una causa; o, más peligrosamente, se puede intentar lo mismo por la vía de las drogas, el alcohol o  una desafortunada entrega a las pasiones.

 

Neptuno representa la sensibilidad y compasión, pero también simpatía inconsciente, apreciación estética, fantasía, imaginación e idealismo. La expresión negativa puede manifestarse en una actitud evasiva e irresponsable con tendencia a tomar refugio en un mundo imaginario y nebuloso.

Debido a que Neptuno permanece durante 14 años en el mismo signo, la interpretación a nivel individual está enfocada en la casa que ocupa y los aspectos que forma con otros planetas. Neptuno tiene una afinidad natural con el signo Piscis.

 

Tu Neptuno en Escorpio

 

Debido a que Neptuno tarda unos 165 años para completar su trayectoria a través del Zodiaco, permanece en cada signo alrededor de catorce años. Por lo tanto, su posición no tiene un significado individual, sino generacional. Para averiguar si tiene importancia a nivel individual, habrá que analizar su posición por casa y posibles contactos con planetas personales.

 

Neptuno estuvo en Escorpio desde 1.956 hasta 1.970. Durante este tiempo, la sociedad cambió profundamente su actitud referente a la sexualidad, culminando en «el verano del amor» del año 1967 en San Francisco. Sin embargo, la supuesta liberación sexual no cumplió con su promesa de la felicidad ilimitada y plena. Neptuno simboliza el engaño y la confusión, y pronto la promiscuidad desenfrenada, combinada con el abuso de las drogas alucinógenas, mostró su verdadera cara del vacío interior y la resultante frustración. Perteneces a una generación que no tiene miedo del lado «oscuro» de la vida. Sientes un profundo interés por las filosofías esotéricas, por todo lo místico y lo oculto, pero también te fascina el morbo, y tienes la tendencia a idolatrar los deseos sexuales y físicos, considerándolos como algo espiritual.

 

Tu Neptuno en la Segunda Casa

 

La casa donde se halla Neptuno nos puede parecer como el paraíso terrenal, porque es la esfera donde podemos experimentar de la forma más natural y directa la realidad de lo inmaterial, místico e inspirador. Es ahí donde nos resulta fácil entrar en el mundo de la imaginación y fantasía que existe en nuestro interior. La Segunda Casa representa nuestro deseo de obtener y poseer valores —no sólo tangibles y económicos, sino también mentales, emocionales y espirituales— que necesitamos para la seguridad de nuestra existencia. También está relacionada con nuestras ataduras emocionales a las cosas o personas que nos rodean.

 

Neptuno en la Segunda Casa exige una comprensión y un sentimiento más profundo hacia la esfera del dinero, las posesiones y los recursos. Dondequiera que esté emplazado en la carta, Neptuno ejerce un efecto disolvente, y en la Segunda Casa es probable que cualquier forma tangible o externa de la seguridad se halle sujeta a esta influencia. Inconscientemente, es posible que te sientas culpable de llegar a tener dinero o de querer conservar lo que posees, convencida de que lo que pertenece a uno debería pertenecer a todos. A la inversa, también es posible que sientas que el mundo está en deuda contigo y que lo que es de otros debería ser también tuyo.

 

Te guste o no: la fluidez acuática de Neptuno genera fluidez en la esfera de la Segunda Casa. Por consiguiente, evita prestar dinero, a menos que sea absolutamente necesario, y nunca te hagas participe de una empresa sin obtener un asesoramiento apropiado para proteger tus intereses. En última instancia, en vez de buscar la seguridad y el bienestar fuera de ti misma, podrías reconsiderar tu sistema de valores y mirar hacia adentro en busca de la realización que promete lo que algunos llaman los «planos espirituales superiores».

 

Tu Neptuno en sextil a tu Plutón

 

Perteneces a una generación que tiene conciencia de la necesidad de proteger el medio ambiente de una devastación insensata, así como de aumentar los derechos y las libertades individuales y la cooperación internacional. Estás convencida de que es urgente ir más allá del preponderante dominio del consumismo materialista en el mundo, y en Occidente en particular. Trabajas con gran imaginación y comprensión en áreas de la mente que son las más privadas y vulnerables: la psicología profunda.

 

Eres lo que se llama «una comadrona del espíritu», asistiendo al parto de cada individuo que atraviesa por un renacimiento o un proceso espiritual. Aceptas el proceso natural de nacimiento, espiritual o físico, y te dedicas a ayudarlo. Las energías de la transformación total están presentes en ti, y el hecho de que obtengas resultados positivos o negativos depende de cómo las uses, tanto individual como colectivamente.

 

Tu Neptuno en trígono a tu Quirón

 

Sueles tener un acceso notable al mundo de los sueños, la imaginación y la fantasía; lo que piensas, sientes o quieres es tan real para ti como cualquier otra cosa, y puede personificarse con rasgos dramáticos en tu imaginación. Siempre dispuesta a deshacerte en lágrimas, debido a tus conflictos interpersonales, hundiéndote en el sentimiento de que ser incapaz de hacerles frente, o absorbiendo estados anímicos y sentimientos provenientes de tu entorno, con personas que normalmente están procurando contener su propia tristeza.

 

Discernir la realidad de la fantasía es un proceso que te lleva tiempo; quizás te sientas atraída por actividades en que la imaginación sea importante, como el cine, la televisión o el teatro; o tal vez por la pintura y la escritura, o por temas como la sanación y la enseñanza. En realidad lo que necesitas es poder expresarte de una forma adecuada. Si tu discernimiento evoluciona y consigues cierta estabilidad, puedes tener auténticas dotes de médium, ya que percibes otros niveles de la realidad, siendo capaz de poner este don al servicio de los demás.

 

Es frecuente que te sientas irresistiblemente atraída por lo oculto, por la experimentación con drogas y por diversas técnicas de expansión de la conciencia conducentes al éxtasis, pero llenas de riesgos, pudiendo debilitar más aún tu estructura interna ya de por sí bastante débil. Posees mucho carisma y un aura de aceptación y amor que atrae a personas que sufren y están necesitadas. Si superas tu tendencia al sacrificio constante y a sentir dolor como algo natural, puedes desarrollar una extraordinaria capacidad para una honda compasión, un amor incondicional y una profunda aceptación de ti misma y de los demás.

 

Plutón - la transformación inevitable

 

Plutón es, con un diámetro aproximado de 2.300 km, el planeta más pequeño que conocemos. Su descubrimiento en 1.933 señaló el comienzo de uno de los períodos más oscuros y transformadores de la historia, los inicios del nazismo y la ciencia atómica. A una distancia media de 5.900.000.000 km del Sol, Plutón necesita más de 247 años para cumplir su órbita.

En la mitología, Plutón o Hades es el dios del mundo subterráneo reinando sobre las almas de los muertos y la fertilidad.

 

Astrológicamente, este planeta simboliza la subconsciencia y se relaciona con los cambios bruscos, la destrucción, la regeneración y transformación. Plutón causa la «desestructuración» interna que nos impulsa inexorablemente a seguir adelante y a deshacernos de formas viejas para dejar paso a las nuevas. Es el planeta de los cambios profundos, de la transformación individual al nivel psíquico, que empieza a actuar desde lo más interno de nosotros y se mueve hacia la superficie.

 

Debido a que Plutón permanece más de 20 años en el mismo signo, su significado se puede aplicar a generaciones enteras. Para una interpretación individual hay que analizar su posición en las casas y sus aspectos con otros planetas. Plutón, junto con Marte, es el regente de Escorpio.

 

Tu Plutón en Virgo

 

Debido a que Plutón tarda más de 248 años para completar su trayectoria a través del Zodiaco, se queda en cada signo alrededor de veinte años, lo cual excluye que su posición por signo tenga algún significado individual. Sus cualidades son más bien generacionales, y solamente su posición por casa o sus aspectos con los planetas personales revelan influencias a nivel individual.


 

Plutón estuvo en Virgo desde 1.957 hasta 1.972, un período marcado por profundos cambios en la bioquímica, la medicina y el mundo del trabajo. Los sindicatos ganaron en influencia, más y más alimentos fueron tratados con químicos, y algunos medicamentos, como el Contergan y la píldora anticonceptiva, alteraron profundamente la vida humana. Con Plutón en Virgo, tu generación tiende a ser radical cuando se analiza a sí misma, lo que os lleva a preocuparos por la salud, la alimentación y el bienestar físico. Servir y preocuparte tanto de ti como de los demás son fuentes primordiales de tu crecimiento y de profundos cambios internos.

 

Tu Plutón en la Duodécima Casa

 

A menudo, la casa donde se encuentra Plutón es donde quizá tengamos que hacer frente al dolor y la crisis. El reto consiste en afrontar esta área con honestidad y sin reservas para efectuar una evolución en nuestra conciencia. Así aprenderemos que el dolor y la crisis no son necesariamente un estigma o una patología, algo malo que es menester evitar a cualquier precio, sino que forman parte de un proceso más amplio, que conduce a la renovación y al renacimiento. La Duodécima Casa es la más compleja, porque corresponde a esferas de la vida que se consideran tabúes y no suelen ser temas de nuestras conversaciones. Aquí se disuelven el ego y el sentido de la individualidad en favor de un sentimiento de comunión espiritual. Representa la soledad, el sacrificio, la empatía y la inspiración mística.

 

Plutón en la Duodécima Casa indica que posees el potencial de transformar una crisis en algo productivo y útil, e incluso de sacar el mayor partido posible de circunstancias limitadas o restringidas. Pero, antes de poder hacer uso de ese potencial, tienes que superar la «angustia de muerte» a nivel psicológico. En este estado, todo cambio te pone sumamente ansiosa, porque significa la disolución de lo que tú pensabas que eras.

 

El crecimiento exige inevitablemente que se rompan las pautas existentes o que se renuncie a lo que es familiar, y en algún nivel profundo, equiparás ese tipo de cambios con la muerte misma. Mientras no localices tu profundo terror existencial del no ser, y te reconcilies con él, seguirás desplazando tu miedo sobre cualquier cosa que amenace con cambiarte. Por otro lado, tienes el talento de aprovechar tus recursos básicos al máximo, y, consciente de las dificultades que supone acumular las comodidades de la vida, te aseguras de que tus inversiones merezcan la pena.

 

Puedes ser devastadora en tu trato con una persona que intente tomar algo que consideras tuyo. No obstante, siempre estás dispuesta a ayudar a gente que carece de tu fuerza de voluntad, y te sientes orgullosa cuando sabes que has ayudado a alguien a utilizar sus recursos adecuadamente.

 

Tu Plutón en oposición a tu Quirón

 

Con esta configuración planetaria posees una vida emocional profunda y compleja, y capacidad para desarrollar experiencias autotransformadoras y auto-regenerativas. Tu experiencia es que la vida y la muerte son dos caras de un mismo proceso. Quizá sobrestimes el poder de los demás y te veas afectada por una envidia o una agresividad inconsciente dirigida hacia ti. Inicialmente desconfías de tu reacción instintiva ante los demás, atribuyendo todo lo bueno a los otros y todo lo malo a tí misma, o al revés.

 

Sin embargo, es frecuente que lo que te diga tu instinto resulte ser correcto: parte de tu trabajo es conectarte con tus instintos más profundos y aprender a confiar en ellos. Eres capaz de percibir el peligro y por tanto tienes el don de evitar desastres, gracias a tu capacidad de reaccionar instintiva y creativamente ante él. Sueles sentirte irresistiblemente atraída por situaciones que prometan peligro, emoción, poder sexual e intrigas financieras. Tienes dificultades en tus relaciones íntimas, que pueden degenerar en luchas por el poder si las amenaza un exceso de vulnerabilidad emocional. Sueles guardar en secreto tus verdaderos sentimientos, pudiendo llegar a la promiscuidad sexual para mantener tu desapego emocional y el control de la situación.

 

A veces, cuando Quirón está en aspecto con Plutón, hay una herida heredada del lado materno de tu familia: puede haber enfermedades mentales o físicas, pautas psicológicas difíciles o problemas en los que están en juego el poder y la riqueza. Puede ser útil para tu vida estudiar tu árbol genealógico, especialmente por la rama materna, y a modo de terapia.

 

Quirón - la conciencia social

 

Quirón es un cuerpo celestial relativamente pequeño que fue descubierto el 1 de noviembre de 1.977. Su órbita se encuentra entre Saturno y Urano. Quirón tarda entre 50 y 51 años para dar una vuelta completa al Sol, y debido a su trayectoria muy elíptica su permanencia en cada signo varia entre 1.5 y 8 años.

En la mitología griega Quirón era un centauro, es decir mitad hombre y mitad caballo. Era curandero, astrólogo, maestro, músico y guerrero. Grandes héroes como Heracles, Aquiles y Orfeo recibieron sus enseñanzas.

 

Debido a la situación de Quirón entre Saturno y Urano, el último planeta interior y el primer planeta exterior, muchos astrólogos consideran a Quirón como el puente entre los planetas interiores y exteriores. Es la llave que nos puede abrir la puerta del entendimiento de las energías complejas de los planetas más lejanos. En este sentido Quirón es el guía interior que ilumina la oscuridad y abre la mente a experiencias más allá de la rutina diaria.

 

Tu Quirón en Piscis

 

Es probable con este emplazamiento que la pérdida de tu identidad personal y el sentimiento de unidad con la totalidad del cosmos sean una intensa necesidad psicológica, y que tu dilema consista en saber cómo sobrellevar esta necesidad sin dejarte manipular por las tendencias restrictivas del caos material o emocional, pudiendo acabar con tu vida. Es frecuente que te resulte muy difícil tolerar las separaciones, minando el sentimiento de iniciativa personal de tu pareja o de tus hijos, o exigiéndoles sacrificios con cierta  demanda de unidad que puede llegar incluso a convertirse en chantaje emocional.

 

Puedes ponerte enferma si tu familia se aparta demasiado de ti; o generar un caos emocional y hacer que los ánimos se caldeen, sin perder por ello un incierto aire de inocencia. Es probable que exista en tu vida una profunda herida relacionada con cierta aflicción «existencial», llorando con frecuencia sin ninguna razón manifiesta. No te preocupes, es el proceso inevitable que conlleva la maduración psicológica. Existen posibilidades de que te dediques a alguna de las profesiones relacionadas con la salud o al menos tengas cierta conexión con ellas. Posiblemente atraigas a personas que necesitan consuelo, compasión y apoyo, y que exijan una incesante dedicación de tiempo y energía. Para mantener tu salud, tanto física como psicológica, debes tomarte períodos de aislamiento creativo, aunque al principio los rechaces y opongas cierta resistencia.

 

Tu Quirón en tu sexta casa

 

Con Quirón en tu sexta casa tu vida y tu cuerpo pueden estar rígidamente controlados, o sometidos a ejercicios disciplinados y a dietas especiales. Para ti son importantes la pureza y el orden, y es probable que sientas la necesidad de estar constantemente organizando tus pensamientos, tu vida y la de los demás, en un intento de mantener a raya el caos que siempre parece estar acechando. La posibilidad de contraer enfermedades graves puede inducirte a desarrollar ciertas fobias, y también es probable que detestes alguna parte de tu cuerpo o te avergüences de ella, o que tengas problemas con la comida. Aunque tu cuerpo, por otra parte, puede ser fuente de sanación, vitalidad y de una poderosa sexualidad.

 

Muy posiblemente las profesiones más adecuadas para ti incluyen cuidar a otras personas (médica, enfermera, asistente social), enseñar y asesorar a otros. Será útil cuidar de tu cuerpo, aprender sus necesidades dietéticas y las señales que envía, ya que los problemas emocionales, las fuentes de tensión y las actividades que te desequilibran se cobran con rapidez su tributo físico. Si la vocación escogida es un medio adecuado para la expresión de tu verdadera naturaleza, encontrarás un significado y un sentimiento de realización en el trabajo y en el servicio. Pero en caso contrario, ésta será un área de crisis, implicando sufrimiento, siendo difícil que te entregues a la tarea que tienes entre manos, los detalles prácticos se te escaparán y tu vida se convertirá en un desorden.

 

Lilith - la feminidad suprimida

 

Lilith no es un planeta, sino un punto sensible que se puede identificar mediante determinados cálculos. Para fijar su posición en el horóscopo se contempla la órbita elíptica de la Luna alrededor de la Tierra y el eje que forman los dos puntos más lejanos de la Tierra en esa elipse. Lilith se encuentra en el eje en aquel punto que está a la misma distancia de la Tierra y del centro de la elipse. Lilith tarda unos 9 años para dar una vuelta completa a los doce signos.

 

La historia de Lilith nos ayudará a interpretar su posición en la carta natal. Ella fue la primera esposa de Adán, pero huyó del paraíso porque no quiso someterse a él por ser mujer. Vivió en compañía de demonios cerca del Mar Rojo donde dio a luz a numerosos hijos. Cuando fue encontrada por ángeles enviados por Dios, éstos le pidieron volver con Adán, pero Lilith se negó. Como castigo murieron cada día cien de sus hijos. Enloquecida, Lilith empezó a matar también. Sus víctimas eran mujeres en periodo de lactancia, recién nacidos y hombres a los que mató después de seducirlos. Se dice que más tarde apareció en el paraíso en forma de serpiente para dar a Eva la manzana del árbol del conocimiento.

 

Lilith recibe también el nombre de Luna Negra (coincidiendo con el símbolo empleado para representarla), una denominación que da alguna idea de su significado en el horóscopo. Se refiere al lado oscuro y desconocido de la naturaleza femenina. No es sólo fuente de la vida, sino también de la muerte, el dolor y la desgracia.

En la astrología babilónica y asiria, Lilith jugó un papel importante, el cual fue redescubierto en los años sesenta y setenta, cuando las mujeres empezaron a luchar por su emancipación.

A la luz de la psicología moderna, la posición de Lilith nos revela algo acera de nuestros deseos ocultos, los lados reprimidos de nuestra personalidad, experiencias dolorosas y los rincones oscuros de nuestra psique. En la carta de un hombre, Lilith puede señalar el tipo de mujer que le da miedo o que le puede llevar a la desesperación.

 

Los Nodos lunares - el factor del karma

 

Los Nodos lunares señalan aquellos puntos en el firmamento, donde la órbita de la Luna alrededor de la Tierra intersecta con la órbita de la Tierra alrededor del Sol. Las dos intersecciones se pueden calcular y están situadas diametralmente opuestas, formando la línea de los nodos. Ese eje nodal se mueve hacia atrás, es decir de Aries/Libra a Piscis/Virgo, a Acuario/Leo etc., tardando unos 18.5 años para moverse a través de los doce signos.


 

El Nodo lunar ascendente se denomina también Nodo lunar norte, o Cabeza del dragón, mientras que el Nodo lunar descendente se denomina Nodo lunar sur, o Cola del dragón. En la astrología india reciben los nombres de Rahu y Ketu.

El significado del eje lunar está relacionado con la astrología kármica. El punto de partida es el concepto que no estamos por primera vez en la Tierra, sino que hemos acumulado experiencias en vidas pasadas. El principio de la reencarnación está ilustrado por el eje lunar, ya que el Nodo descendente se refiere a nuestro pasado, mientras que el Nodo ascendente muestra el futuro y la lección principal que debemos aprender en la vida presente.


 

La suma de nuestras experiencias pasadas está contenida en el Nodo sur que suele simbolizar áreas que nos son familiares. Representa hábitos que no queremos dejar por razones de comodidad; es decir, el Nodo sur representa el camino de la menor resistencia. Sin embargo, la tarea consiste en superarnos a nosotros mismos y ganar nuevas experiencias, las cuales pueden ser diametralmente opuestas a las anteriores, tal y como lo simbolizan el signo y la casa que contienen al Nodo lunar norte.

Nota: En el gráfico del horóscopo sólo aparece el símbolo del Nodo lunar norte. Se entiende que el Nodo lunar sur está situado a 180º, justo a lado opuesto.

 

Tus Nodos lunares en Virgo y Piscis

 

Virgo simboliza la conciencia virginal que aspira al correcto uso de las energías y formas para ponerlas al servicio de los demás, mientras que Piscis es el signo del alma devota, pero algo sentimental, que quiere aliviar el sufrimiento de los demás y suena con un mundo pacífico y lleno de amor.

El Nodo lunar norte en Virgo y el Nodo lunar sur en Piscis indican que la lección principal en esta vida consiste en superar los conceptos confusos que se han creado en el intento de prestar ayuda a cualquiera que tuviese lágrimas en los ojos. En el pasado, te sacrificaste en muchas ocasiones por personas que no lo merecían, pero tu corazón blando nublaba tu capacidad de discriminación.

 

Ahora debes aprender a distinguir entre lo que merece ser conservado y cuidado y lo que deber ser descartado porque ya no tiene ningún valor. La nueva experiencia implica liberarte de la tendencia a responder espontáneamente en el nivel emocional, y desarrollar una visión crítica, basada en la razón y la realidad concreta. Eso no quiere decir que debas abandonar tu sensibilidad o tu deseo de servir a los necesitados. No obstante, ahora se te ofrece la oportunidad de combinar tu fuerte compasión por los que sufren con un fresco deseo por la perfección e integridad. Las cosas que en el pasado no te preocuparon, ahora ganan en importancia, porque empiezas a valorar la vida en sus detalles en vez de tomar una posición vaga y vacilante. El reto consiste en aplicar la emotividad y ternura piscianas del pasado a través de los canales de Virgo del presente.

 

Tus Nodos lunares en las Casas 12 y 6

 

La Duodécima Casa representa el sacrificio y refleja nuestro deseo de disolver las designaciones falsas a favor de un sentimiento de comunión y comunidad espirituales, mientras que la Sexta Casa corresponde a nuestra forma de utilizar nuestros recursos y cualidades según las necesidades que se presentan en la vida.

 

El Nodo Norte en la Duodécima Casa y el Nodo Sur en la Sexta muestran que tu conciencia está atrapada en recuerdos de orden y organización, mientras que las circunstancias actuales parecen indicar nada más que desorden y caos, lo cual te produce una sensación de ansiedad y desesperación perjudicando seriamente tu capacidad de funcionar en el mundo con eficacia. En el pasado, tu vida estuvo marcada por el perfeccionismo y el deseo de cuidar de todos los detalles. De hecho, todavía tiendes a pasar largos períodos de tiempo cavilando en el pasado, intentando excavar en tu memoria ideas y conceptos claros y lógicos, pero el resultado es justo lo contrario.

 

Cuanto más caviles, más insoportable se vuelve la realidad presente, y más rabia y frustración sientes. Intenta superar tu negatividad interna, comprendiendo que no tiene nada que ver con tu vida actual. Mira en tu interior con el fin de descubrir tu esencia espiritual. Entonces, comprenderás que en realidad eres una parte integral de la Verdad Absoluta y que las circunstancias materiales efímeras cambian según el estado de nuestra conciencia. Una vez que desarrolles una visión espiritual y apreciativa de la creación de Dios, sin sentir la necesidad de catalogar cada detalle, puedes llegar a ser una de las personas más maravillosas y útiles que existen. Ayudar a otros te proporcionará gran placer, pero debes aceptar ese papel conscientemente y trabajar en el desarrollo de tus facultades.

 

El Punto de la Fortuna - la llave para la verdadera felicidad

 

Todo el mundo se pregunta a veces cuál es el secreto para llegar a ser realmente feliz, pero la respuesta no es tan simple como parece, ya que a menudo tenemos conceptos erróneos acerca de nuestras verdaderas necesidades. Pensamos que nos hace falta algo que en realidad no es esencial, tenemos ídolos inadecuados o nos orientamos según las ideas de otros. El resultado es que, antes de darnos cuenta, hemos tomado el camino equivocado, lo que descubrimos muchas veces cuando ya es demasiado tarde.


 

Sin embargo, si sabemos lo que nos puede proporcionar auténtica felicidad, estamos en condiciones para tolerar circunstancias incómodas e incluso tomar decisiones dolorosas con el fin de lograr nuestros ideales. En este sentido, el Punto de la Fortuna (del lat. pars fortunae), o simplemente Fortuna, sirve como referencia, simbolizando nuestros principios personales, que en ninguna situación debemos olvidar. No es un planeta, sino un punto sensitivo que tiene su origen en la astrología árabe.

Como es de suponer, no es casualidad que el cálculo del Punto de la Fortuna se base en las posiciones del Sol, de la Luna y del Ascendente. Se considera que esas tres energías son fundamentales para el hombre y tienen una influencia considerable sobre la formación de su carácter.

 

El Sol es símbolo de su identidad y de sus objetivos conscientes; la Luna simboliza su lado emocional, así como sus reacciones conscientes e inconscientes, mientras el Ascendente, como personalidad visible, expresa en cierto modo tanto al Sol como a la Luna. La conexión entre estos tres factores recibe el nombre de pars fortunae, el Punto de la Fortuna. Ese punto sensitivo señala aquel lugar en la carta astral donde el Sol, la Luna y el Ascendente se pueden expresar de la forma más armoniosa. Así pues, indica por emplazamiento aquella esfera de la vida que nos ofrece la mejor opción de experimentar verdadera felicidad; nos muestra el lugar donde está escondido nuestro tesoro, nuestra fortuna.

 

Tu Punto de la Fortuna en Sagitario

 

Es probable que tengas el don de sentirte feliz sin ser consciente de ello. Es sencillamente tu naturaleza creer en el futuro y lo bueno del hombre, y esta actitud tiene su recompensa. Tu positivo modo de pensar te da fuerza para tomar la vida con cierta ligereza, sin volverte por ello superficial. Sin embargo, hay un requisito para tu felicidad: la sensación de no estar limitada en tus posibilidades. La libertad es tu bien más valioso, al cual nunca podrías renunciar.

 

Si aceptas alguna obligación, lo harás voluntaria y conscientemente. Posees una confianza natural en ti misma, y esto te basta para disfrutar de la vida. No sientes la necesidad de descubrir un sentido más allá de lo que tienes delante de ti, ya que es mucho más importante para ti decir la verdad y actuar de acuerdo con ella, es decir, ser auténtica y dar rienda suelta a tu espontaneidad. Quien quiera impedirte buscar nuevas aventuras y explorar nuevos horizontes no será tu amiga o amigo por mucho tiempo. No obstante, estás siempre deseosa de llevarte bien con todo el mundo, lo cual contribuye a tu popularidad y, naturalmente, también a tu felicidad.

 

Tu Punto de la Fortuna en la Tercera Casa

 

La Tercera Casa representa el desarrollo de nuestra relación comunicativa con el entorno y nuestra forma de ver y comprender las circunstancias externas. El emplazamiento de la Fortuna en esta casa indica que te sientes contenta si tienes la oportunidad de ocupar tus facultades intelectuales en la investigación de tu entorno, comunicarte con los demás y acercarte a nuevos campos de conocimiento. Por el hecho de intentar entender a otras personas, estimulas tu propio desarrollo interno y llegas a comprenderte mejor a ti misma. Puede haber momentos en que vivas prácticamente la existencia de otra persona, ya que penetras profundamente en su ser e intentas ponerte en su lugar y emular su manera de pensar.

 

Es importante para ti encontrar respuestas a tus múltiples preguntas y catalogar tus observaciones. De hecho, probablemente no hay nada más grato para ti que la conciencia de haber aprendido o descubierto algo nuevo. En tu opinión, la riqueza intelectual es mucho más valiosa que la riqueza material, y si consigues desarrollar un nuevo método o analizar una compleja temática, sientes una inmensa satisfacción, ya que aspiras a ser útil y contribuir a la solución de problemas o al mejoramiento de la comunicación o procesos laborales. En tu trato con otras personas, prefieres confiar en tu facultad mental y tu razón, porque te sirven como herramientas para aclarar situaciones difíciles, especialmente en el campo de las relaciones personales, algo que te viene muy bien, dado tus múltiples contactos y tu personalidad polifacética.

 

El Ascendente - la puerta hacia el exterior

 

El Ascendente es aquel punto en la carta astral que aparece al Este en el momento del nacimiento. El Ascendente simboliza la manera de acercarnos a la vida. Así pues, el Ascendente se puede relacionar con el despertar de nuestra conciencia, del mismo modo que el Sol nos despierta por la mañana, disipando la oscuridad de la noche con sus rayos de luz. Según el signo del Zodiaco que representa al Ascendente, tendemos a utilizar sus características para moldear nuestra personalidad y poner una especie de máscara entre nuestra verdadera naturaleza, simbolizada por el Sol, y el mundo exterior.

 

En muchos casos, los demás nos reconocen más por las cualidades del signo del Ascendente que por las características del signo solar. En consecuencia, el Ascendente puede ser, en primer lugar, una imagen que proyectamos al exterior, o un escudo, pero también una especie de puerta que se abre hacia nuestro ser verdadero y permite que fluya a través de este canal una gran parte de nuestro yo.

 

Tu Ascendente en Virgo

 

El elemento del Ascendente revela la cualidad de energía que vitaliza nuestro cuerpo, y también indica nuestro modo de acercarnos a la vida. Los signos de tierra (Tauro, Virgo y Capricornio) destacan por su determinación, prudencia y seriedad y sus acciones enfocadas a metas prácticas. Los signos de tierra viven en la tierra, con los pies sobre el suelo, y confían sobre todo en lo que pueden percibir mediante sus sentidos y su razón.

 

Tienen la ambición de lograr resultados concretos y útiles. Son disciplinados y fiables, y buscan una situación de seguridad en el mundo. Con el Ascendente en Virgo, las personas que llegan a conocerte tienen la impresión de que eres reservada, cautelosa y, en cierto modo, conservadora. No sueles precipitarte, sino pensar muy bien antes de actuar. Uno de los temas centrales de tu vida es ser útil y servir a los demás. Eres una experta para los detalles, por lo menos a la hora de planificar y organizar, y sientes la necesidad de analizarlo todo, incluyéndote a ti misma.

 

Prefieres estar con gente de espíritu humilde y compasivo, poco mundana y con gran sensibilidad. Buscas amigos y compañeros dispuestos a volar de la realidad y a explorar el mundo de la imaginación y la fantasía; necesitas alguien a tu lado que se encargue de las necesidades más triviales y mundanas de la vida diaria. Estimas la generosidad, y no te importa sacrificarte para ayudar a quien lo necesita. Echas de menos algo que quizá ni tú misma puedes definir bien, pero que tiene que ver con un ansia de contacto real y profundo. Siempre necesitas hacer algo o cuidar de alguien. Tienes debilidad por los grandes soñadores, no puedes resistirte a ellos.

 

Cuanto más imprecisos, mejor. Consideras que requieren tu ayuda, ya que te parecen incapaces de hacer algo por sí mismos. Consigues un gran equilibrio en tus relaciones debido a tu discriminación, sentido común y un sano respeto por la cautela y por los límites. Tienes notables cualidades de orden, método y precisión, pero debes evitar a cualquier precio el exceso mismo de estas cualidades, ya que de otra manera te llevarían a la minucia y te harían ser maniática y puntillosa. Dotada de un sentido crítico muy desarrollado percibes fácilmente los defectos y las debilidades ajenas, una tendencia que deberías combatir. Difícilmente te dejas llevar por impulsos que estén en contra de tus razonamientos.

 

Analizas los sucesos con la fría precisión de una cirujana. Tu sentido común te hace buscar los medios más cómodos para alcanzar la meta que te has propuesto, con el menor riesgo y la mayor seguridad. Te desagrada actuar con prisas, y no te gusta dejar nada al azar. El trabajo ideal para ti es aquel que sigue un plan bien concebido y madurado largo tiempo. Una de tus mejores cualidades es la humildad, ya que casi siempre reconoces que aún te queda mucho por aprender y avanzar para mejorarte a ti misma, lo cual te permite suprimir tu ego y mantener la autodisciplina en cualquier empresa por el bien de alcanzar un propósito mayor.

 

El Medio cielo – la posición en el mundo exterior

 

El Medium Coeli (MC), también denominado Medio cielo, es el punto más alto del horóscopo. Es la culminación de las órbitas que, en el espacio, recorren los planetas en su aparente trayectoria sobre el horizonte. El signo del Medio cielo simboliza el proceso de la concreción de nuestros sueños vocacionales y las cualidades que anhelamos.

 

Representa el logro profesional y nuestra posible contribución social, así como el tipo de energía cuya expresión nos proporcionará la satisfacción plena en el ámbito laboral. Un análisis del MC –los planetas cercanos, los aspectos planetarios y la situación de su regente– revela nuestros talentos, nuestra posible posición en la sociedad y nuestra manera de compaginar las obligaciones profesionales con las responsabilidades domésticas.

 

Tu Medio cielo en Géminis

 

Una de las características de tu evolución profesional es el constante cambio. No te resulta difícil modificar tu orientación a corto plazo y empezar una empresa nueva. Por otro lado, es dudoso que te agraden las tareas rutinarias o la necesidad de soportar un bajón laboral con perseverancia. Necesitas el reto de lo novedoso como el pez necesita el agua, y siempre te muestras ansiosa por investigar caminos inexplorados y asimilar nuevos conocimientos.

 

El abanico de tus intereses es tan amplio que te cuesta concentrarte en una sola cosa durante mucho tiempo, razón por lo cual corres el riesgo de volverte una aficionada en muchos campos pero maestra en ninguno. Por lo tanto, no será nada fácil para ti llegar hasta el último escalón de la escalera del éxito. Te dejas distraer con facilidad, y no te quieres comprometer con algo de forma definitiva. Como consecuencia, es posible que tus superiores no te otorguen toda la confianza que tú quisieras.

 

Para ello tienes que controlar tu propensión a ser superficial e imprevisible, y mostrar más seriedad y voluntad de cumplir con tus responsabilidades. Te gusta tratar con la gente, porque te encanta intercambiar informaciones y opiniones. Eres amable con tus colegas, y nunca te niegas a pasar un rato juntos después el trabajo. Géminis en el Medio cielo indica una actividad en los medios de comunicación, la publicidad, agencias de viaje o como intérprete.

 

Los oficios relacionados con Géminis requieren agilidad intelectual y facultades comunicativas. Para determinar en qué medida esos rasgos son aplicables en tu caso, debes tener en cuenta la posición del regente de Géminis, Mercurio, y sus aspectos con los otros planetas.

 

Epílogo

 

Como podrás haber comprobado, la Carta Astral es un extenso y detallado documento que nos va descubriendo las facetas más importantes de nuestra vida, dándonos toques acerca de nuestra personalidad y también de nuestro destino. La repetición de un mismo factor psicológico o tendencia de destino en diferentes puntos de la interpretación es un síntoma inequívoco de que dicho factor tendrá más posibilidades de manifestarse con fuerza en la vida. La contradicción de diferentes factores psicológicos o tendencias de destino a lo largo de la interpretación es un síntoma de dualidad. Por un lado unas energías planetarias indican una cosa, mientras por otro lado otras energías planetarias indican tendencias contrarias.

 

La resolución a este conflicto (muy común en muchas Cartas Natales) lo determinará nuestra propia evolución psicológica y espiritual, o, dicho en otras palabras, nuestra madurez ante la vida, pues muchas veces a lo largo de la existencia se nos brindan diferentes caminos a elegir, y mientras unas personas se pasan toda la vida dudando, otras saben escoger la opción correcta. Hay que advertir finalmente que por encima de los influjos astrológicos, señalados en la interpretación de la Carta Astral, se sitúa siempre un factor muy importante: el poder de la voluntad del hombre, el cual puede, por su propio esfuerzo, entrar en la dirección recta y corregir, en gran medida, las limitaciones o dificultades señaladas por los aspectos estelares. "Los astros inclinan, pero no obligan", dice un antiguo aforismo astrológico.

 

Espero que todo lo que en esta Carta Astral se ha indicado te sirva de provecho y utilidad a lo largo de toda tu vida. Con ese ánimo ha sido realizado.

 

Licencia: María Rosa Collado Criado AFRIC ART

 

 

 

Círculo Atlante
Caballeros 11
46001 Valencia

 

Correo electrónico: info@circuloatlante.es


Teléfono: 963926081

 

También puede utilizar nuestro formulario de contacto.

Círculo Atlante en redes sociales :

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© circulo atlante - Protección Datos en: http://www.circuloatlante.es/politica-de-privacidad/